La oportunidad de México está en la Cadena de Suministro

Por Miguel Pérez - marzo 28, 2017    realidad virtual, tercera plataforma, América Latina, CIO, Cloud

Joseph-Pucciarelli-IDCLa Transformación Digital es la creación de competencias basadas en la Tercera Plataforma para cambiar de forma radical la experiencia del cliente, crear nuevos productos o servicios y modificar la operación tradicional de las empresas.


Tercera-Plataforma

IDC define a la arquitectura de la Tercera Plataforma como un ente soportado por cuatro pilares: Cloud, Big Data & Analytics, Movilidad y Negocios Sociales; sobre estas bases se encuentran seis aceleradores de innovación: realidad virtual, Internet de las Cosas, impresión 3D, Inteligencia Artificial y seguridad.

En entrevista con Joseph Pucciarelli, vicepresidente y responsable ejecutivo de TI de IDC global, explicó que la Transformación Digital tiene impacto en cinco áreas: liderazgo, experiencia, operación, información y talento, sectores en los que el CIO tiene a su cargo para llevar a las compañías hacia la digitalización.

“El panorama de América Latina indica que actualmente en promedio el 25% de los negocios están vinculados con tecnologías digitales y nosotros estimamos que en los próximos 3 años alcanzará una participación de un tercio”, dijo Joseph Pucciarelli.

Por lo que respecta a México, explicó el directivo, el país se encuentra en un punto importante para que se convierta en un referente en la trasformación digital de la cadena de suministro, sobre todo porque es una zona en donde existen muchas organizaciones agrícolas.

“Podrían trabajar con socios estratégicos para construir un cadena de distribución compleja a nivel mundial con consorcios en Estados Unidos, Europa y Asia, esta puede ser una gran área de oportunidad en términos de industria local y global”, aseguró el directivo.

Los estudios de IDC estiman que en dos años, dijo, en 2019 el gasto que se generará por las empresas hacia la Transformación Digital alcanzará los 1.7 trillones de dólares, el valor de mercado de lo que representará el Internet de las Cosas en 2020.

México es uno de los mercados con más empresas aceleradas hacia la transformación en América Latina, y en términos de mercados emergentes, subrayó Joseph, "es más interesante, si observamos el mercado mundial donde países como Estados Unidos, Reino Unido y Japón se encuentran en una etapa de desaceleración en la adopción de tecnología".

 

Mercados-Emergentes México es uno de los mercados con más empresas aceleradas hacia la transformación.

 

—¿Las estadísticas que expone IDC sobre el rol de que debe tomar el CIO son alarmantes?

 

Joseph-Pucciarelli-IDC-2
Joseph Pucciarelli, vicepresidente y responsable ejecutivo de TI de IDC global

 

Consideramos que todos los líderes, a nivel global, deben alcanzar esta evolución, adoptar las nuevas tecnologías. Pero no sólo ellos, sino los que le siguen al interior de las empresas. La realidad es que hoy tienen dos opciones: tomar el riesgo de enfrentar el mercado cambiante con lo que ya tienen u observar a la tecnología como un aliando.

Tienen dos opciones, tomar el riesgo de enfrentar al mercado con lo que ya tienen u observar a la tecnología como un verdadero aliado para mejorar el desarrollo y ser competitivos a nivel mundial. Es un ciclo donde el objetivo no es crear una buena idea, sino implementarla y acelerarla hacia el cambio.

—Es de llamar la atención que la preocupación de los líderes es la dificultad de encontrar el talento adecuado y el poco interés de retenerlo. ¿Qué está ocurriendo en este sentido?

El verdadero punto es que los mercados están en constante desarrollo, apalancados por las nuevas tecnologías, pero no ocurre así con la academia que es la encargada de proporcionar el talento con los conocimientos correctos. Ambos deben trabajar juntos.

Los negocios están interesados en obtener generaciones con los conocimientos correctos para las condiciones actuales del mercado y para ello se deben acercar a las universidades y proporcionar sus necesidades, algo que ya se empieza a observar con las certificaciones profesionales, pero hace falta mucho trabajo al respecto. Esto no es un problema sólo de México o la región de América Latina, es un fenómeno global.