The IT Mag

Una red 5G es fundamental para un mundo hiperconectado

2 minutos de lectura
Por Alan García - diciembre 27, 2018    Conectividad 5G, Internet de las Cosas, Conectividad Empresarial,

5GExisten más de 8,000 millones de dispositivos conectados a redes móviles en este mismo momento, cifra que crecerá de forma exponencial con la llegada de más y más gadgets IoT. Sin embargo, aún no tenemos una red que soporte este mundo hiperconectado.

Con base en cifras de Gartner, para el 2020 en el mundo existirán más de 20,000 millones de dispositivos conectados, de los cuales el 63% serán de consumidores finales y sólo el 37% de industria.

En consecuencia, se espera que la red 4G, que actualmente soporta la conectividad de cientos de ciudades por todo el mundo, se vea rebasada en muy poco tiempo, algo que a corto plazo forzará a una rápida migración a una nueva tecnología: la esperada red 5G.

El potencial económico de esta nueva red es abrumador, para el 2022 se espera que su valor de mercado supere los 22,000 millones de dólares a nivel mundial, un crecimiento exponencial si consideramos que las estimaciones para este año apenas superaban los 500 millones de dólares, según datos de IDC.

¿Qué es realmente la red 5G y para qué sirve?

Aunque originalmente se pensaba que la red 5G sería únicamente de uso industrial, la rápida consolidación del IoT entre usuarios provocó que ésta sea el único medio viable para mantener el crecimiento acelerado de los dispositivos conectados.

Y ante el reto que implican las ciudades inteligentes, la industria 4.0 y un mundo de consumidores cada vez más exigentes, no basta con aumentar el ancho de banda, es necesario que tecnologías como inteligencia artificial, cómputo en el borde y big data formen una nueva infraestructura con la capacidad suficiente para soportar el futuro.

Anteriormente hablamos de por qué el mundo hiperconectado requerirá de un trabajo conjunto entre una infraestructura en nube más descentralizada y una red 5G auto gestionable y apoyada en el borde, misma que ha empezado a consolidarse en México.

“En resumen, se trata de una infraestructura que permitirá que todos los sensores se comuniquen entre sí, que integrará elementos que hoy parecen dispares y que agilizará la gestión de la red en sí misma” explicó Sergi Figuerola, director de Tecnología e Innovación de la Fundación i2CAT.

Sin embargo, aunque necesaria, la consolidación de la red 5G se encuentra más lejos de lo que debería y, aunque la industria espera por ella hace años, los expertos buscan estandarizarla en el 2021.

“El 5G aún no es una realidad. No hay terminales. A medida que haya despliegues se empezará a ver el impacto real de la tecnología y surgirán nuevas necesidades. El objetivo es conseguir una estandarización en 2021. Aunque el principal reto es que el ciudadano perciba la potencialidad que ofrece esta tecnología” dijo el especialista.

Las más grandes empresas de telecomunicaciones del mundo empezaron la carrera por consolidar una red 5G escalable y fiable, misma que será de vital importancia para el avance tecnológico de cada región en la que se establezca.

Finalmente, en México AT&T y Telcel ya anunciaron sus planes para lanzar su red 5G en el 2020.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección