The IT Mag

Business Intelligence, Analytics y Big Data, ¿por qué deben estar en la agenda del CIO?

3 minutos de lectura
Por Juan José Luis Cisneros López - agosto 1, 2016   

Hace una década al menos, los Comités Ejecutivos, CEO y/o CFO (Directores Generales y Director Financiero respectivamente), aplicaron con un mayor ímpetu metodologías con Indicadores de negocios entre las cuales la más sobresaliente fue el BSC (Balance Score Card), que consta de 4 capas: perspectiva financiera, la de cliente, la de operación y la de capital humano con tecnología.

El objetivo era medir el día a día de las empresas con objetivos claros y estratégicos. Es entonces donde las tecnologías de BI (Business Intelligence) tomaron mucha fuerza; estas herramientas permiten al usuario modelar los BSC en los softwares de BI permitiendo además la creación y automatización presupuestal, revisión de tendencias, etc., aparte de poder ser utilizadas en las computadoras de escritorio, laptops o equipos móviles.

Típicamente fueron proyectos habilitados por el CIO (Líder del departamento de TI), pero la verdad es que todos los miembros de los niveles ejecutivos requieren información estratégica para la toma de decisiones cada vez más rápida, precisa y con mayor profundidad de análisis.

Con esta explicación podemos decir que el BI o Business Intelligence pretende analizar fuentes de información que fueron principalmente presentadas y modeladas en tableros de control que podían usar un formato basado en metodología BSC o la explotación de cubos de información (una forma de almacenar información estratégica) extraídos de diversas fuentes de información de la empresa (tablas, bases de datos, repositorios) conectas al cubo.

Algunos ejemplos de estas herramientas son: Bitam, Cognos, Hyperion, Microstrategy, BO, entre otras.

 

En resumen, una herramienta BI puede crear cubos, utilizar principalmente información estructurada (registros que contienen campos como nombre, dirección y teléfono), y habilita de forma atractiva a la vista tableros de control que pueden ser tanto para la operación del negocio como para los indicadores estratégicos del mismo.

Análisis de datos

El ANALYTICS es una nueva tendencia donde existen dos jugadores principales: Tableau y ClickView, estas herramientas permiten al usuario conectarse a las fuentes de información (bases de datos principalmente) de forma directa, no pasan por un cubo necesariamente y habilitan el trabajar la información como si esta fuera un tabla pivote muy similar a Excel.

Su importancia radica en que son fáciles de usar y por tanto las puede aprender y manejar prácticamente cualquier usuario funcional (mercadólogos, comercial, contabilidad, etc.) que conozca Excel, sin la necesidad de pedir al departamento de TI que cree accesos a datos, cubos o reportes que con BI podría tomar varios días o incluso semanas.

Esto facilita la toma de decisiones estratégicas por parte de los equipos funcionales que podrán entonces ser más efectivos y así incrementar la posibilidad de alcanzar los objetivos de la organización. Esta tecnología utiliza al igual que el BI la información estructurada que, como comentamos, básicamente son los campos que contiene un registro.

El Big Data se utiliza principalmente en grandes volúmenes de información donde se requiere rapidez en el procesamiento con un enfoque de predictibilidad y para el conocimiento de tendencias. Su principal característica es que podrá utilizar información estructurada y no estructurada (voz, video, elementos de redes sociales, etc.). Su plataforma base de implementación es Hadoop, de donde múltiples proveedores parten para ofrecer soluciones de mercado.

Ahora sí, una vez que usted ya conoce las diferencias clave entre las tecnologías, contestemos las principales dudas de los CIOs.

Si consideramos que la información está creciendo día con día impulsada principalmente de los datos generados por sensores (IoT), teléfonos inteligentes y otros dispositivos, ¿Ahora qué voy a hacer con tantos datos?

Para que entienda la magnitud, en el año 2003 había 500 millones de dispositivos conectados a la internet y para 2020 existirán 50 billones de dispositivos. La población mundial era de 6.3 billones de personas en 2003 y para 2020 seremos 7.6 billones, esto quiere decir que en promedio cada persona tendrá al menos 6.58 dispositivos.

El negocio de la información se convertirá en algo que las empresas explotarán y esto es conocido como la externalización de los datos. Una cadena de conveniencia ganará más dinero por vender la información de qué día y hora se venda más leche, refresco, atún, etc., que la misma utilidad generada por el producto vendido. Las cadenas de suministro podrán ser optimizadas y los productos -como los seguros- totalmente personalizables.

En resumen, las empresas crearán una nueva generación de productos y servicios que son la razón de ser de las mismas para incrementar sus ingresos y por ende, su rentabilidad. También tomarán decisiones de crecimiento, de cambio de visión, misión y estrategia basadas en los resultados de los análisis de información de acuerdo a la tecnología utilizada.

¿Qué tecnología aplicaría usted a su empresa?

 

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección