The IT Mag

La I.A. está para ampliar las capacidades del humano, no para sustituirlo: Luis Humberto Rojas.

3 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - octubre 30, 2018    destacado, Inteligencia Artificial,

luis humberto, de nearshoreEn México, es la primera vez que se ha hecho accesible el poder de cómputo y las capacidades técnicas necesarias para que se puedan crear aplicaciones de uso cotidiano y empresarial. En su último estudio, la consultora IDC, reveló que para 2019 el 30% de las iniciativas de transformación digital, utilizarán servicios de inteligencia artificial en Latinoamérica. Y que para 2020 el 50% de las aplicaciones empresariales utilizarán este tipo de tecnología.

En The IT Mag, tuvimos la oportunidad de hablar con Luis Humberto Rojas, cognitive business developer de Nearshore Delivery Solutions, empresa mexicana proveedora de soluciones de inteligencia artificial, quien nos platicó un poco sobre este tipo de tecnologías.

 

¿Cómo es la forma en que las empresas deben implementar la inteligencia artificial?

Las empresas, en general, tienen el encargo de resguardar toda la información posible, con el fin de que si a futuro quieren usar este tipo de tecnología lo puedan hacer de la manera más óptima.

Después toca separar y ver qué información se tiene, qué datos están disponibles. Lo que faltaría sería considerar la forma en que se utilizarán los datos y, ya implementada, ver cómo nutrimos a la inteligencia artificial (I.A.) para que aumente sus capacidades. Entonces, por ejemplo, en una revista una utilidad sería un chatbot que atienda a los lectores. El objetivo sería que puedan encontrar un contenido específico o llevarlos a que tengan una interacción distinta con los textos y luego saber qué tipo de artículos fueron los más funcionales.

 

¿Cuáles son las industrias que más se han beneficiado de este tipo de tecnologías?

Principalmente se han beneficiado los sectores financieros, como bancos o fondos de inversión, esto es porque generan datos todo el tiempo.

Además, están sujetos a regulaciones y normativas que cambian de un día para otro. De igual manera, los datos se generan a un volumen impresionante en instantes, entonces la inteligencia artificial permite hacer sentido a estos datos y crear sistemas que previenen riesgos u otros problemas institucionales.

Otra industria beneficiada es el sector salud, un gran avance que ha habido gracias a la I.A. son los algoritmos entrenados en la detección de imágenes para identificar tumores en cierto tipo de cáncer. Gracias a esto, ya no depende de un doctor, sino tenemos a la disposición a miles de asistentes. Esto evita que el doctor especialista revise miles de radiografías, simplemente va a la que presenta anomalías y listo, un ahorro de trabajo.

 

¿Hoy sería posible entender el Big Data sin el machine learning y el deep learning?

En esencia, son conceptos que van de la mano. Uno podría hacer cosas con el Big data sin la necesidad de los dos elementos por los que me preguntaste, sin embargo, no sería tan útil el resultado que obtendrías. El hecho es que cuando usamos este tipo de herramientas buscamos crear predicciones y automatizaciones a partir de nuestro big data.

 

¿Cuál es la idea más equivocada que tenemos sobre la inteligencia artificial?

Hay un grupo de gente que piensa que con conectarse a una aplicación o a una base de datos ya hace todo. La I.A. se tiene que ver como un niño: un cerebro muy capaz e impresionante, pero que si no se le enseña no hay manera de que aprenda.

Otra de las ideas mal concebidas es que están aquí para erradicar el trabajo de la gente, cuando la realidad es que pueden ampliar las capacidades del ser humano más allá de sustituirlo. Y también crean nuevos trabajos mejor remunerados, un caso sería en las humanidades: se necesitan lingüistas y pedagogos para que los chatbots le den la mejor atención al usuario.

 

¿Cómo consideras el panorama nacional?

Es prometedor, debido a que hay mucho talento con grandes capacidades. Así como hay inversiones de empresas que buscan generar las capacidades técnicas para orientar ese talento que busca, no sólo a que las empresas sean más eficientes o reduzcan sus costos, sino generar una mejor atención al cliente, saber cuáles son los mejores productos, entre otras cosas.

Por otro lado, hay un dilema del tema digital en general y hay cosas que hacen falta en el país, pero todo está avanzando a nivel mundial gracias a la nueva normativa europea de protección de datos.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección