The IT Mag

Gestión de procesos en la nube, estrategia que transforma los negocios

3 minutos de lectura
Por Alan García - febrero 19, 2018    destacado, Automatización de Procesos, Gestión de Procesos, Administración de Procesos,

La tecnología Cliente-Servidor fue un catalizador para dar paso al Business Process Management (BPM), método de administración de procesos que responde a las necesidades tecnológicas de la operación de las empresas. Bajo este mismo orden de ideas, se puede entender que la gestión de procesos en la nube, que invade el mercado actual, no es coincidencia y terminará por permear en todas las áreas de la cadena de valor de las organizaciones.
Cloud

“La historia sugiere que los principales cambios que provoca las tecnologías de la información (TI) en la administración se producen a través de la forma en que se obtiene la propia información. Por ejemplo, BPM estudia las interacciones de las diferentes partes interesadas, desde la creación del producto hasta la cadena de suministro y ensamblaje final”, explica Quentin Hardy, columnista del Harvard Business Review.

Así, al ser la tecnología que más impacto genera en los últimos años, los expertos consideran que la nube no sólo redefinirá los procesos de infraestructura y hardware en las empresas, sino que poco a poco afectará en las decisiones de negocio, otorgando a los clientes una mayor flexibilidad y entornos más virtualizado.

La herramienta de la innovación

Gracias a su arquitectura de bajo costo, que permite a cualquiera acceder vía web a tecnologías de gama alta con una inversión mínima y gestión bajo demanda, los especialistas consideran a la nube la gran democratizadora tecnológica, pues sobre ella existen entornos y plataformas completas a las que una Peuqeña y mediana empresa (pyme) difícilmente tendría acceso de otra forma.

En consecuencia, hoy es más fácil innovar con un nivel de inversión menor, sobre todo tomando en cuenta que los nuevos modelos de negocio priorizan esquemas de software, mismos que sustituyen a las grandes infraestructuras gracias a servicios tercerizados como los que ofrece Amazon, Google o RackSpace.   .

“Existen bastantes evidencias de que esta transición se está produciendo dado que las startups conciben cada vez más sus bienes y servicios centrados en software. De esta forma, los cambios y actualizaciones se vuelven parte de un proceso continuo y las funciones de la organización se van desvaneciendo”, explica el especialista.

Otro cambio importante impulsado por las arquitecturas en nube se centra en los microservicios, que son los responsables de la flexibilidad que hoy tienen este tipo de plataformas y que cuentan con márgenes de operación mucho mas amplios y tiempos de implementación menores.

“La forma en la que se concibe el software informático para la nube puede llegar a ser tan importante como su propia infraestructura física”, explica el especialista, quien destaca las aportaciones de grandes compañías como AWS y Google, responsables de democratizar modelos As a Services, vitales para la consolidación de la nube actual.

De esta manera, la nube transforma al área de TI en un punto estratégico de las organizaciones, ya que la administración de la infraestructura comienza a parar a un segundo plano y a devuelto la importancia al talento humano, recurso que será cada vez mas escaso.

"Debe existir una mayor innovación en las organizaciones, talento humano mejor formado y que la infraestructura se adapte a las nuevas tecnologías […] el mayor problema es que no se detiene y cada vez avanzan más rápido y pocas veces se analizan sus implicaciones", dijo el profesor del MIT, Erik Brynjolfsson.

En definitiva, las arquitecturas de nube están modificando los procesos de negocio tradicionales hacia un ambiente más colaborativo, donde las áreas del negocio se comuniquen de forma eficiente. Al mismo tiempo, los encargados de sistemas ahora tienen un rol más participativo en la decisiones de los negocios y supervivencia de las compañías.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección