The IT Mag

Entrevista con Korina Velázquez, la personalidad digital del año

3 minutos de lectura
Por Alan García - mayo 22, 2019    Personalidad Digital del Año, eAwards, Mujeres TI,

Entrevista con Korina Velázquez, la personalidad digital del año

A lo largo de su carrera, Korina Velázquez (Twitter: @korivel) se ha hecho un nombre como una mujer fuerte, preparada e inteligente, pero sobre todo como una persona comprometida con el desarrollo responsable e inclusivo de nuevas tecnologías.

Entre sus logros profesionales destacan colaboraciones con la Organización de los Estados Americanos, consultoría y capacitación a distintas organizaciones públicas y académicas en México.

Por otro lado, Korina Velázquez es la fundadora de “Civismo Digital Mx”, organización sin fines de lucro que promueve derechos relacionados a la calidad en servicios de gobierno electrónico y gobierno abierto, derechos de privacidad, seguridad, nética y empoderamiento de la mujer.

En entrevista exclusiva para The eMag, Korina, ganadora del premio a personalidad digital 2019 de los eAwards, nos habló sobre el concepto de "Civismo Digital" y su importancia ante una sociedad como la nuestra.

¿Qué es civismo digital?

"Civismo digital es un concepto que ha tomado importancia en los últimos años por el uso de las nuevas tecnologías de la información, el Internet y las redes sociales. Sabemos del concepto de civismo antes de la tecnología; es el mismo concepto ahora aplicado con estas herramientas", explicó."
Básicamente se refiere al establecimiento de normas o reglas de comportamiento que nos permitan una convivencia armónica, responsable y productiva en Internet, las redes sociales y en general con el uso de tecnología en nuestro entorno, y esto se logra con el fomento de valores", señaló Korina.

¿Qué valores promueven?

"Lo que promovemos es el respeto, responsabilidad, colaboración, honestidad... el no escudarse en el anonimato para hacer cosas que no nos gustaría que nos hicieran a nosotros mismos", explicó.

¿Existe algún marco normativo?

"Como tal no hay una ley para esto. Ha habido iniciativas para tomar acciones o tipificar delitos respecto a conductas negativas muy concretas. Sin embargo, legalmente no hay definición de lo que sí o no se puede hacer a excepción de cuestiones como la transparencia, acceso a la información, protección de datos personales que son derechos ya reconocidos [...] Gran parte de la solución a los problemas con temas tecnológicos se pueden prevenir con ética, valores y fomento de una cultura de respeto en la sociedad", explicó.

¿Cómo transmitir estos conceptos a la población general?

"Se trata de hacer conciencia sobre la importancia de nuestras conductas con el uso de tecnologías de la información. Eso involucra a la sociedad, desde las escuelas, gobierno, empresas, sociedad civil [...] Que los padres se involucren y definan límites", señaló la especialista.

¿Hay que inventar el hilo negro?

"No. Por ejemplo, el marco legal europeo es un referente para no partir de cero en México en temas de avanzada; lo qué sí se debería y no se debería hacer, cuáles son las mejores prácticas en temas como privacidad, democracia electrónica, seguridad informática... Al final se trata de un fenómeno multifactorial en donde toda la sociedad debe estar involucrada para difinir el rumbo", dijo.

¿Por qué decidiste enfocarte en el Civismo Digital?

"Me dí cuenta que la gente sabía poco de temas tecnológicos... y descubrí que si se tomaba conciencia, las personas podrían tomar un papel más activo en la solución de  problemas del mundo virtual... Por otro lado, yo estudié administración pública y me frustraba mucho que los trámites fueran lentos y descubrí que la tecnología puede ser un componente valioso para mejorar y facilitar los servicios... así que decidí especializarme en esto", explicó.

¿A qué te refieres con "saber poco"?

"Cuando yo hablaba de la relación gobierno tecnología la gente me decía que estaba loca. Eso fue hace 18 años y desde entonces vi claramente la necesidad de que se estudiara más a fondo el uso de la tecnología y sus repercusiones", señaló.
"Me convertí en promotora de tecnología, pero como no me gusta tener una visión maniquea, que no distinga matices entre lo bueno y lo malo [...], también me he dedicado a advertir que existen riesgos, así como hacer propuestas de soluciones... Me motiva que como humanidad logremos un futuro que sea armónico con los derechos humanos. Me encanta la innovación y la ciencia ficción, pero me imagino un futuro en donde sigamos teniendo privacidad mientras podemos gozar de la tecnología y todas sus innovaciones sin poner en riesgo a nuestra familia o a nosotros mismos", explicó.

Hablamos de buenas prácticas, pero ¿cuál es su contraparte? ¿Cuáles serían las malas prácticas?

"Llegar a un grado de monitoreo tecnológico en donde se pueda conocer y mezclar lo que hace un ciudadano en su vida pública y privada, por ejemplo, como ya pasa en China. Hay tantas cámaras y sensores donde se registra la actividad de un ciudadano que por cometer una infracción te generan un perfil, te califican como ciudadano y en función de eso toman la decisión de prohibirte acceso a servicios públicos [...] Son estados altamente vigilados donde se pierde el derecho a la privacidad y a la protección de datos personales... sí, se hace un buen aprovechamiento de la tecnología, pero en detrimento de sus derechos humanos", finalizó la entrevistada.
¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

p Post Relacionados