The IT Mag

Automatización de pruebas, un solución a las demandas del mercado

3 minutos de lectura
Por MTP - julio 26, 2017    Adopción Tecnológica, Automatización, Pruebas automatizadas,

automatización pruebas.jpeg

Por José Urbano González, consultor de Calidad Software de MTP International. Digital Business Assurance

En el pasado, la automatización de pruebas no había sido una actividad extendida, sin embargo, en el último año, se ha detectado un creciente interés por esta actividad. Cada vez son más las organizaciones que vuelven la vista hacia la automatización, buscando una solución a sus problemas de time-to-market y de ahorro en esfuerzo de pruebas manuales.

Aunque puede decirse que el principal beneficio de la automatización es la reducción del esfuerzo manual en pruebas, sus beneficios van mucho más allá. La automatización permite ejecutar un volumen de casos de prueba mayor en un menor tiempo para adaptarse a time-to-markets exigentes. Dota a las pruebas de una mayor exhaustividad, ya que permite incluir comprobaciones que no se realizarían manualmente y, finalmente, también consigue independizar la ejecución de los casos de prueba del ejecutor.

Hay que tener en cuenta que la automatización no sustituye la actividad de los ingenieros de pruebas, si no que es un complemento que mejora y fortalece esa actividad. Siempre será necesario realizar pruebas manuales, pero con la automatización se logra dirigir los esfuerzos manuales a actividades de mayor valor, como el diseño y la ejecución de pruebas para nuevas funcionalidades, el seguimiento y la gestión de las incidencias y defectos, etc. Es decir, la automatización de pruebas no solo aporta cantidad, sino también calidad.

Durante mucho tiempo han existido dos grandes tendencias en la automatización de pruebas: la automatización mediante herramientas comerciales que permitían una alta productividad a cambio de un precio por licencias, y herramientas open source que aportan un bajo costo a cambio de una mayor especialización por parte de los recursos y que se implementaban en etapas cercanas al desarrollo. Después se ha evolucionado hacia la visión de negocio, por ejemplo, herramientas de automatización como SAP TAO emplean una serie funciones y librerías que permiten construir procesos de negocio complejos.

Actualmente, la mayor revolución se ha producido con los dispositivos móviles. Hoy existen aplicaciones móviles, tanto web como nativas, que deben funcionar en infinidad de dispositivos, sistemas operativos y navegadores. Ya no es posible limitarse a realizar las pruebas desde una PC con un navegador estándar, pero, ¿cómo garantizar que una aplicación funciona en todas las plataformas y dispositivos?

La automatización es una solución que permite ejecutar casos de prueba en diferentes plataformas, ahorrando el esfuerzo manual de tener que repetir una y otra vez la misma prueba para cada entorno y dispositivo. Es posible, incluso, paralelizar la ejecución automática en varios dispositivos, de forma que un mismo caso pueda ejecutarse simultáneamente en varias plataformas.

Por otra parte, el cloud testing ha supuesto una revolución en la forma de ofrecer los servicios y herramientas de pruebas. La mayoría de las herramientas de automatización ya se ofrecen en modalidad de SaaS, y es posible utilizar la nube como plataforma de testing con una inversión inicial mínima y en un régimen de pago por uso.

Por ejemplo, es posible generar casos de test automáticos y subirlos a la nube para ejecutarlos únicamente cuando se necesiten, simulando el acceso desde distintos puntos geográficos o diferentes dispositivos. La nube ha permitido acercar potentes soluciones de testing a empresas de cualquier tamaño, y ya no es necesario hacer grandes desembolsos iniciales en infraestructura y licencias para utilizar las soluciones. Además, ya se está hablando de TaaaS (Test Automation as a Service) como un nuevo modelo para el suministro de servicios de automatización de pruebas de manera global.

A la hora de abordar un proceso de pruebas es importante tener en cuenta que la automatización no puede usarse de cualquier forma. Iniciar sin un plan específico, sin contar con recursos especializados y sin una metodología y procedimientos contrastados puede conducir al fracaso del proyecto. El camino hacia el éxito de la automatización se encuentra en contemplar esta actividad como una más dentro del plan general de aseguramiento de la calidad, realizar un plan de implementación realista y contar con el apoyo de la organización.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección