The IT Mag

Brecha digital podría convertirse en un abismo entre países

3 minutos de lectura
Por Miguel Pérez - abril 24, 2017    Tecnologías de Información, TI al día, América Latina, Big Data, brecha digital
 

Brecha-Digital-02.jpg

A pesar de que la adopción e inversión en tecnología es una estrategia que continúa progresando como parte del crecimiento económico de las naciones, si los gobiernos no atienden la creciente desigualdad en temas como el acceso a la banda ancha móvil, la falta de talento, la inversión en TI, la descarga de aplicaciones por habitante y la base instalada de IoT per cápita, la Brecha Digital se convertirá en un abismo.

La reciente publicación del Índice Global de Conectividad 2017 (GCI, por sus siglas en inglés), desarrollado por la empresa Huawei, revela que al comparar los resultados de las tres ediciones anteriores, se observa una progresiva desigualdad entre los países, lo que corrobora la teoría de que “los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen más pobres”.

Lo anterior, señala el estudio, representa un llamado a los legisladores para entender que la creciente brecha digital afectará a todos los sectores de la economía y la sociedad, ya que las naciones que no puedan construir un crecimiento económico sostenible, también tendrán dificultades para alimentar, educar y proporcionar oportunidades de trabajo.

Asimismo, el GCI 2017 muestra cómo los países están progresando con la Transformación Digital basada en indicadores que cubren cinco tecnologías: banda ancha, centros de datos, nube, Big Data e Internet de las Cosas. La inversión en estas tecnologías permite a los países digitalizar sus economías y ser un motor de crecimiento.

El índice GCI analizó 50 países, de los cuales 16 son considerados como Frontrunners (delanteros, con un PIB promedio per cápita de 50 mil dólares), 21 Adopters (adoptadores, con un PIB promedio de 15 mil dólares) y 12 como Starters (arrancadores, con un PIB promedio de 3 mil dólares).

En su mayoría, los Frontrunners son economías desarrolladas que aumentan la experiencia digital de los usuarios al utilizar Big Data y IoT para desarrollar sociedades más inteligentes y eficientes. Los Adopters se enfocan en aumentar la demanda de TI para facilitar la digitalización de la industria y el crecimiento económico de alta calidad. Los Starters están en la primera etapa de la construcción de infraestructura de TI y se concentran en aumentar el acceso a las personas al mundo digital.

México como Adopter

Por lo que respecta a México, el GCI 2017 muestra que ha mejorado su puntaje en la calificación de banda ancha y que hay una fuerte competencia en el mercado de las telecomunicaciones, provocando que los servicios de conectividad sean más asequibles para los ciudadanos.

En lo que respecta al cómputo en la nube, hay un gran interés en promover la migración de las empresas mexicanas a los servicios de Cloud y asegurar que puedan beneficiarse de estos esquemas a través de una competencia directa con compañías grandes.

El estudio señala que el mercado de Internet de las cosas (IoT) en México registrará inversiones por más de 2 mil millones de dólares (mdd), impulsadas por sectores como la manufactura.

Las áreas de oportunidad, las cuales se encuentran por debajo del promedio global, corresponden a Centros de Datos y el presupuesto de TI destinado al hardware de datos para soluciones de Big Data y Analytics. Investigación y Desarrollo (I+D) es otra de las áreas en las que México está atrasado, ya que los esfuerzos y el talento especializado no son suficientes para apoyar su desarrollo sostenible.

Perspectiva global

El informe explica que una nación que incremente 10% al año su inversión en infraestructura de TI  entre 2017 y 2025, observará un retorno de inversión multiplicador en el que por cada dólar adicional, podría obtener 3.70 dólares en 2020 y 5 dólares en 2025.

Para mantenerse competitivas, las naciones en una etapa temprana de Transformación Digital, necesitarán priorizar el desarrollo de la infraestructura TI, especialmente la conectividad de banda ancha y la adopción de la nube a un nivel estratégico en planificación económica, de acuerdo con Kevin Zhang, presidente de Marketing Corporativo de Huawei.

“Al mismo tiempo, los países que apuntan a capitalizar sus estados de Frontrunners, desearán priorizar a la nube como un catalizador potente para iniciar una reacción en cadena de la transformación a través de Big data y de IoT", informó el directivo a través de un comunicado.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección