The IT Mag

Los usos del Internet de las Cosas en el medio ambiente

4 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - marzo 9, 2017    TI al día, Watson de IBM, Ericcson, Cobertura Especial, Gemalto

Los usos del Internet de las Cosas en el medio ambienteEn la actualidad las Tecnologías de la Información han trascendido barreras, en especial porque alguna o todas sus vertientes se pueden encontrar en áreas muy distintas a las que involucran componentes electrónicos de manera directa. El caso de una de ellas es el Internet de las Cosas (IoT) en el medio ambiente. 

De acuerdo con la información del sitio de la firma Ericsson, el IoT superará a los teléfonos móviles como la más importante categoría de dispositivos conectados para el 2018, es decir, de los 28 mil millones de equipos para el 2021, cerca de 16 mil millones serán enfocados en esta tendencia.

En este aspecto, Angela Huang, Content Marketing Manager de Watson IoT en IBM, explica en el blog oficial de la organización que “estas innovaciones están reduciendo la huella de carbono y la contaminación; lo que nos permite hacer más con menos recursos. No sólo mejoran la seguridad alimentaria; y la mitigación de los efectos adversos del clima, sino que este escenario también toma sentido con los datos en bruto que se producen cada minuto por miles de objetos conectados como sensores, edificios, vehículos e incluso personas".

El uso de sensores

De acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente , los edificios utilizan el 40% de la energía mundial, el 25% del agua global, y el 60% de la electricidad. Además emiten aproximadamente 1/3 de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), convirtiéndose en el mayor contribuyente de este problema.

La optimización del consumo de energía del edificio y la creación de edificios sostenibles puede tener un impacto significativo. Uno de los avances hechos es el de Watson de IBM que puede analizar los datos en tiempo real y utilizar esa información para gestionar la eficiencia energética y generar ideas acerca de cómo la gente usa los espacios.

Con machine learning y capacidades de procesamiento de lenguaje natural, Watson proporciona recomendaciones que ayudan a los propietarios a crear experiencias personalizadas y tomar mejores decisiones sobre el desarrollo, la gestión y el mantenimiento de las construcciones

Incuso Siemens y Watson están trabajando juntos para construir los edificios inteligentes con la integración de la analítica y software de gestión de activos basado en la nube para ahorrar 10,4 millones de toneladas de CO2 al año.

Esfuerzos independientes

En este punto es necesario mencionar que existen esfuerzos independientes dedicados a involucrar el IoT en el ahorro de recursos. Una de ellas es SkyGrid, una startup que se enfoca en generar un sistema de agua caliente inteligente. El objetivo es controlar cuando los sistemas de un edificio para que no gasten energía cuando no hay nadie alrededor.

También existen programas disponibles, como el Loxone Smart Home, que permiten a los usuarios encender o apagar las luces y controlar la temperatura y la actividad de la caldera cuando se está fuera de casa.

“Esto no solo es útil para el usuario, sino que también puede aumentar la conciencia sobre la contaminación y las altas emisiones en las zonas pobladas. Algunos dispositivos similares también se utilizan para trabajar con radiación y mineras. Es una buena manera de impulsar a las comunidades y a los gobiernos a combatir el aumento de los niveles de contaminación”, complementa Gemalto en un comunicado de prensa.

Beneficios para la agricultura

Por otra parte, con el Internet de las Cosas, los agricultores pueden reducir la cantidad de residuos que producen, así como supervisar sus procesos agrícolas según el clima, la humedad, la luz solar y otros factores externos.

La agricultura inteligente mejora el rendimiento de los cultivos y la eficiencia de los recursos con la predicción del tiempo, así como con el monitoreo de campos y plantas en tiempo real para una mejor gestión de la cadena de suministro. Un sistema de riego totalmente automatizado suministra agua y fertilizante e impulsa la eficiencia.

En este aspecto, NatureSweet, como productor de tomates cherry, colabora con una empresa de Israel, llamada Prospera, la cual ha desarrollado tecnologías de visión por ordenador que analiza de manera continua, la salud y el estrés de las plantas.

El objetivo es capturar datos climáticos y visuales del cultivo y proporciona al agricultor informes detallados y alertas en distintos dispositivos fijos o portátiles para evitar enfermedades o plagas.

“Aprovechamos tendencias como el machine learning o analytics. Por ejemplo, tenemos una cámara y sensores dentro de los invernaderos para estudiar el crecimiento ya que en cada invernadero existe un ecosistema distinto creado bajo distintas variables”, destaca Jorge Garza Arana, director del área de Digital Business Transformation en esta compañía.

Ayudan al hambre y a las especies

Otro de los avances es el de EZ Farm que está ayudando a mejorar la seguridad alimentaria en África. Por medio de la plataforma de IoT de Watson recogen información acerca de los niveles de agua y las condiciones de campo para los agricultores. Estos entonces pueden tomar mejores decisiones para el manejo de cultivos para aumentar el rendimiento.

Incluso el IoT se ha utilizado para recuperar especies al borde de la extinción con gran éxito. El lince ibérico se restableció en España después de utilizar estos desarrollos para rastrear y monitorear los pocos linces silvestres que quedan. Mediante el uso de collares para el geomapping de su ubicación y de sus hábitos, junto con drones, mucho menos invasivos al rastrear a los animales, los científicos y expertos en vida silvestre pudieron ayudar a restablecer la especie.

Al final, estos casos son la muestra de que el uso de este tipo de tecnologías son de gran importancia para la humanidad ya que su uso puede dar nuevas perspectivas para el aprovechamiento de recursos y optimización de métodos, algo que beneficia a la flora, la fauna e incluso el ser humano no sólo en el presente, sino en su supervivencia en el futuro.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección