The IT Mag

LTE-M, el estándar para el Internet de las Cosas a gran escala

2 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - marzo 3, 2017    red, Telstra, TELUS, TI al día, 2G

LTE-M, el estándar para el Internet de las Cosas a gran escalaLa red LTE-M es la punta de lanza para la conectividad de Baja Potencia y Largo Alcance (LPWA, por sus siglas en inglés) y el catalizador para los despliegues de Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés) a gran escala, de acuerdo con AT&T. 

En un informe enviado a prensa, la compañía explicó que esta este protocolo, a diferencia de las opciones de conectividad IoT tradicionales, permite tamaños de paquetes más pequeños, costos más bajos, vida de batería más larga y mejor cobertura dentro de los edificios. Todo ello con un nivel de seguridad similar a los que maneja un operador.

Según la GSMA, la asociación dedicada a representar a los operadores móviles y empresas relacionadas con este mercado en todo el mundo, el estándar LTE-M se perfila para el ecosistema de IoT porque facilita la conexión de todo tipo de equipos.

Sus usos empresariales

Entre sus puntos claves destaca que:

Maneja un amplio espectro de dispositivos:  Cualquier sistema LTE-M debe ser capaz de soportar una amplia variedad de diferentes electrónicos, sin importar los requisitos de conexión con los que cuenten.

Es más barato. Los equipos pueden entrar al 4G con chips que son menos caros de hacer, debido a que son half-duplex y tienen un ancho de banda más estrecho.

Batería de larga duración. Los aparatos pueden entrar en un modo de "sueño profundo" llamado Modo de ahorro de energía (PSM, por sus siglas en inglés) o también despertar periódicamente mientras están conectados. Ese modo se llama recepción discontinua extendida (eDRX).

El servicio cuesta menos. Debido a que la velocidad de datos máxima de mecanismos LTE-M es sólo alrededor de 100 kbits/s,  esto no sobrecarga la red 4G. Los operadores pueden ofrecer planes de servicio a precios cercanos a los protocolos 2G.

Por otra parte, así como LTE-M tiene ventajas generales, hay otras que se aplican más a las organizaciones, según la GSMA. Una de ellas son sensores de baja densidad para las empresas o fabricantes de equipos originales y otra son soluciones de seguimiento de activos híbridos que utilizan conexiones de corto alcance como bluetooth.

Es de resaltar que AT&T, KDDI (Japón), KPN (Países Bajos), NTT DOCOMO (Japón), Orange (28 países), Telefónica (España),  Telstra (Australia), y TELUS (Canadá) están tomando acciones para desplegar LTE-M en más de 30 países, esta tecnología comenzó a utilizarse en la región de América en octubre del año pasado en San Francisco y a México llegaría a finales de 2017.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección