The IT Mag

Almacenamiento y seguridad, las nuevas preocupaciones de los CIO

3 minutos de lectura
Por Marisol Ramírez - febrero 15, 2017    tecnología, Almacenamiento, Big Data, Centro de Datos, CIO

 

emmanuel-barajas-IBM.jpg

 

Cada año los CIO cuentan con un presupuesto determinado para almacenamiento. Éste es el mismo al del año anterior o incluso es menor. Todo esto se genera en un escenario donde la información sigue creciendo exponencialmente y las compañías tienen que buscar la manera de hacer más con lomismo, de acuerdo con Emmanuel Barajas González, ingeniero de software e inventor en IBM.

 

En entrevista para The IT Profile, el experto indicó que una vez que se democratizó la forma de generar información a través de la web, del Internet de las Cosas, de los dispositivos móviles y de otros aparatos conectados, el reto se ha hecho más grande en cuanto almacenamiento. "Dependiendo del giro de la empresa es el tamaño del problema".

Por ello, Barajas da una perspectiva de cómo los CIO deben enfrentar este escenario:

-¿Qué características debe tener una solución de almacenamiento en la actualidad para tener la capacidad de afrontar los grandes volúmenes de datos?

-Las soluciones de almacenamiento actualmente no se limitan a tener un disco duro al cual le vas a guardar toda la información de la empresa. Ahora son sistemas compuestos por docenas de cajas que tienen de 12 a 24 discos duros en una sola unidad de almacenamiento que deben ser capaces de administrarse desde el centro de datos y de manera remota.

Éstas deben estar protegidas y con datos encriptados, tener la capacidad de responder en cuestión de microsegundos y no permitir la duplicación en el disco. Con esto, se mejora el espacio para guardar información.

Un ejemplo de esto es el desafío de un banco, el cual es el creciente número de transacciones que llevan a cabo sus usuarios en diferentes puntos y en corto tiempo. Ellos se preguntan: ¿cómo haré para guardar y procesar eficientemente la información para que cuando el usuario vaya a un cajero automático, no se tarde más de un minuto en la transacción para que le dé su dinero? Por otro lado, en esta industria hay datos que se pueden publicar y hay otros que no por ser información crítica de los derechohabientes.

Para ello, soluciones como la nube híbrida, donde combinas a la privada, para guardar la información crítica, y también la pública, donde terceros pueden dar agilidad y almacenamiento a los servicios al cliente, son las más indicadas para resolver.

También deben cubrir aspectos tales como la seguridad de la información, cuestiones legales de privacidad y regulaciones de almacenamiento en el territorio.

-¿Qué le recomiendas a los CIO que tienen bajo presupuesto y deben administrarlo cada año?

-Se tienen que analizar las necesidades específicas a atacar dentro de una empresa. Esto es mejor con un experto, por ejemplo, en IBM hay técnicos-consultores quienes escuchan a los clientes en las necesidades que expresan, ajustan la tecnología, llevan un proceso serio para que la complementación final ofrezca los resultados que se buscan. Así funciona la constante retroalimentación entre empresa y el proveedor de almacenamiento.

-¿Qué industrias en México consideras que avanzarán más este año en cuanto a la actualización de su almacenamiento?

-Todas las empresas presentan retos y oportunidades de mejora, sobre todo aquellas que se están moviendo a implementar soluciones cognitivas, Internet de las cosas, sensores, entre otras tendencias. Ellas van a enfrentar un problema de Big Data y buscar soluciones que les permiten administrarlas.

-Se te reconoce por ser uno de los mexicanos con más patentes en IBM, ¿qué patente tienes actualmente relacionada al almacenamiento y la nube?

-Se trata de optimización de cargas de trabajo en la nube, esto significa que el sistema cloud se compone de varios servidores interconectados entre sí, funcionando al mismo tiempo. Estos tienen varios puntos de entrada de la información de todos los usuarios que estén alojados. Lo que hace este sistema es distribuir el trabajo de manera equitativa en los servidores para evitar la saturación, la baja disponibilidad y lentitud en los procesos que requiere la organización. De esta manera se asegura mayor capacidad de almacenamiento, procesamiento y aplicaciones.

-¿Cómo cambiaría esta solución al mercado a futuro?

-La manera tradicional de hacerlo es estar midiendo la carga de trabajo entre todos los servidores; cuando se detecta un pico alto de tráfico se hacen las correcciones; con la optimización a través de tecnología cognitiva se evoluciona de ser reactivo a un modo predictivo. Es decir, al reorganizar las labores, te anticipas a los problemas y evitas que suceda el pico. De hecho, en unos años se podrá determinar cuándo los servidores van a llegar a su punto máximo y así evitar que se disminuya su velocidad.

Finalmente, en conclusión veo que hacia allá va la tendencia, a hacer predecible los picos de tráfico en los servidores para garantizar la disponibilidad y la rapidez de los servicios.

 

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección