The IT Mag

¿Cuáles son los retos del almacenamiento flash en el futuro?

2 minutos de lectura
Por Marisol Ramírez - enero 17, 2017    Sistemas Cognitivos, TI al día, unidades en estado sólido, Almacenamiento, Centro de Datos

Flash data center

Las empresas que usan sistemas cognitivos para analizar los grandes volúmenes de información en tiempo real, también requieren más memoria, que brinde velocidad, mayor capacidad y flexibilidad en cuanto a la administración de la información almacenada. Una solución para ellas es la memoria flash o unidades en estado sólido.

style="text-align: justify;"> Este tipo de memorias llegaron a sustituir progresivamente a los tradicionales discos duros mecánicos en los centros de datos, que además de volverse lentos y obsoletos con el tiempo, eran delicados y la información guardada muy pocas veces permitía administrarse de manera eficiente, además de ser más delicadas en su manejo físico.

Por su lado, la memoria en estado sólido funciona y se graba como en una USB pero más grande especializada para soportar procesos más complejos como las analíticas y los sistemas cognitivos.

¿En qué mejora el uso de unidades en estado sólido? En que son tecnologías diseñadas para matrices almacenamiento y servidores con cargas de trabajo complejas de escritura intensa típicas de los centros de datos de múltiples usuarios y uso ininterrumpido, según describe IBM.

Las primeras generaciones de estos discos eran muy caros y de baja capacidad, pero daban la ventaja de ser veloces en las operaciones diarias. Sin embargo, en modelos recientes de almacenamiento en flash permiten el rendimiento de las aplicaciones críticas y la toma de decisiones en tiempo real, impulsando así un negocio cognitivo y gestionando la entrega de servicios críticos de nube para cualquier empresa, señala IBM.

Para responder a los retos de almacenamiento de grandes volúmenes de datos generados por Internet de las cosas más los procesos que llevan a cabo los sistemas cognitivos, las memorias en estado sólido son soluciones que proporcionan velocidad y fiabilidad necesarias para cargas de trabajo que van desde la planificación de recursos empresariales (ERP) y las transacciones financieras, hasta aplicaciones cognitivas como machine learning y el procesamiento del lenguaje natural.

Que una unidad de almacenamiento brinde estas características permite a las empresas descubrir tendencias y patrones que ayuden a mejorar la toma de decisiones, el servicio al cliente y que su retorno de inversión sea en menos tiempo.

Entre las mejoras que las memorias de disco en estado sólido que se han llevado a cabo en los últimos años se encuentran:

  • Operaciones continuas, garantizando caídas de sólo tres segundos al año, con IBM
  • Permiten la integración de plataformas
  • Ofrecen seguridad y protección de la información
  • Replicación remota y optimización para medianas y grandes empresas
  • Soporta altas densidades de trabajo cognitivo
  • Disponibilidad y confiabilidad del sistema.
  • Ahorro de energía
  • Menor costo

Por su parte, IDC observa que el costo de adquisición de la tecnología flash siempre ha sido una barrera a vencer para la adopción de esta tecnología dentro de los centros de datos, pero confían que los fabricantes y la competencia, mejoren las prestaciones de estos servicios.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección