The IT Mag

Tecnología detrás de los vehículos autónomos

2 minutos de lectura
Por Marisol Ramírez - enero 10, 2017    tecnología, TI al día, autos inteligentes, autos sin conductor, IBM

Tecnología detrás de los vehículos autónomos

En el futuro, los autos no tendrán conductor. Estos vehículos combinarán tecnologías como inteligencia artificial, sensores y robótica móvil que les permitan desplazarse de manera automática y medir los peligros para evitar accidentes.

¿Qué tecnologías se utilizan para lograr que un automóvil sea autónomo?

De  acuerdo con automotrices como Tesla, empresas de procesadores como Qualcom o tecnologías de Intel apuntan a que en 2017 ya se ven los “primeros modelos de conducción delegada”, una fase previa al coche sin conductor donde los conductores pueden soltar el volante en algunas circunstancias, gracias a un piloto automático que se activará en circunstancias del camino en que el auto detecte obstáculos o dificultades gracias a sensores y cámaras para que el coche acelere o frene automáticamente, manteniendo la distancia de seguridad con otros vehículos.

Los especialistas calculan que para 2025, los automóviles ya serán cien por ciento autónomos, incluso los controladores y el volante estarán ocultos con opción a desplegarse en momentos concretos, a petición del usuario.

IBM ya está trabajando con tecnologías de hiper-imagen, para ayudar a que las condiciones de la carretera y el tráfico sean más claras para los conductores y los automóviles auto-dirigidos.

La tecnológica apunta que utilizando imágenes de onda milimétrica, una cámara y sensores, la tecnología de hiper-imagen podría ayudar a un auto a ver a través de la lluvia, detectar condiciones peligrosas y difíciles de ver como hielo en el pavimento o decirnos si hay algún objeto en el camino, incluyendo la distancia y el tamaño.

Através de computación cognitiva la información será analizada y reconocerá lo que podría ser una lata de basura, un ciervo cruzando la carretera o un bache que podría resultar ser un neumático desinflado, de acuerdo a las predicciones 5:5 de IBM.

Por su parte, Intel prepara un nuevo dispositivo programable Arria 10 FPGA para uso automotor que ofrezca el mayor rendimiento de procesamiento en 20 nanómetros.

También plantean que la conducción automatizada requiere de una red inalámbrica fiable, robusta y omnipresente. Estos requisitos son la base de las redes 5G, que se esperan estén disponibles a partir de 2020, aunque ya hay ensayos en marcha.

Especialización de los profesionales

Una consecuencia al uso de estas tecnologías es que se comenzarán a requerir ingenieros especializados para el manejo de los distintas funciones y servicios de los automóviles.

De hecho, las tecnológicas predicen que en los próximos 10 años la profesión de Ingeniero de coches sin conductor será una carrera nueva sobre todo para los servicios de transporte automatizado.

Se requerirán especialistas de la robótica móvil para construir, programar y dirigir los autos. Además de colocar inteligencia artificial para que sea capaz de aprender de los caminos y reaccionar ante fenómenos inesperados y que puedan accionar el freno.

Un importante punto de inflexión en las ciencias de la ingeniería con los grandes volúmenes de datos aplicados al automóvil, es decir la capacidad de extraer datos y de masas para procesos y levantar el vehículo una decisión a partir de datos heterogéneos.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección