The IT Mag

¿La nube reemplazará al departamento de TI?

2 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - diciembre 23, 2016    Tendencias, tendencias digitales, TI, TI al día, área de TI

La nube reemplazará al departamento de TI

En la actualidad la computación en la nube es un factor que impulsa la transformación digital en las empresas y cada vez más entornos empresariales adoptan esta tendencia por los beneficios que les representa. 

El informe informe, “The 2016 Cloud Computing Tipping Point” (El punto de inflexión del cómputo en la nube 2016) hecho por la compañía ServiceNow explica que las empresas han incursionado oficialmente en la era centrada en la nube con consecuencias que cambian las reglas del juego para los departamentos de TI.

Entre los resultados de esta encuesta, hecha a 1,850 gerentes de TI, se indica que más de la mitad (52%) elegirá la nube (software como servicio o plataforma como servicio) como la plataforma de elección para las nuevas aplicaciones empresariales en lugar de centros de datos. Además el 77% comentó que completarían el cambio en dos años.

La nube cambia los objetivos

Un punto a destacar es que los beneficios de la nube hacen que los departamentos de TI se deban reformar para evitar ser reemplazados ya que el 89% de las compañías que han concluido el cambio hacia un modelo centrado en la nube, afirman que su personal de TI actual carecía de las habilidades necesarias para realizar ese cambio y el 88% siente que la nube podría ser un reemplazo del departamento de TI por lo menos una parte del tiempo.

Ante esto se presentan tres aspectos que estas áreas deben tomar en cuenta para mantenerse relevantes:

La visibilidad del departamento de TI y de las predicciones de costos podría obstruirse: De acuerdo con los participantes en la encuesta, las dos principales prioridades respecto al cambio a la nube fueron:
-Lograr una visibilidad de 360 grados (64%)
-Predecir el costo del cómputo (63%)

Según ServiceNow, el departamento de TI debe tener visibilidad total del ambiente de cómputo de la empresa, incluyendo todas las aplicaciones y servicios basados en la nube. La arquitectura de TI híbrida presenta nuevos retos que el departamento de TI no solía enfrentar cuando todo estaba basado en el centro de datos.

La consolidación de los datos empresariales permite al departamento de TI administrar la demanda en forma más eficaz, conocer los costos del cómputo, utilizar los recursos basados en la nube e in situ, ejecutar los proyectos, asegurar el cumplimiento regulatorio y manejar las relaciones de negocio.

Por otra parte, el crecimiento de DevOps significa que una mayor parte de la empresa operará en el “patio trasero” del departamento de TI: Los equipos de TI verán más proyectos de aplicaciones empresariales provenientes de abajo arriba y necesitarán habilitar la línea de negocios con más herramientas de programación.

Asimismo, deberán mantener el control del ambiente empresarial por cuestiones de seguridad y cumplimiento. Necesitarán delegar el desarrollo a la creciente legión de empleados con habilidades DevOps.

Por último, el crecimiento de la nube significa expansión incontrolada de la misma: Implementar mejores prácticas y políticas de administración de nube será crítico. Las compañías tendrán que negociar con una mayor cantidad de proveedores, quienes irán y vendrán más rápido de lo acostumbrado. Eso significa que la Integración y Administración de Servicios (SIAM, por sus siglas en inglés) y el manejo de proveedores adquirirán mayor importancia. Un determinado contrato con un proveedor puede no ser adecuado para otros.

Según los expertos estos puntos pueden cambiar el trabajo del área de TI para que sea tomada en cuenta en el momento de tomar decisiones que aporten un valor de negocio a las empresas.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección