The IT Mag

La Navidad en tiempos de la economía digital

3 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - diciembre 21, 2016    TI al día, Comercio Electrónico, comercio móvil, compras navideñas, e-commerce

Santa cardEn esta época decembrina la forma en que las personas consumen ha cambiado gracias a los medios digitales disponibles. Más del 55% de la población de Latinoamérica estará conectada en este año y gastará más de 68 mil millones de dólares en compras online en los 6 países más relevantes de la región, alcanzando los 100 mil millones dentro de los tres años, según IDC. Esta inercia fomenta la llamada economía digital.

Según la empresa Tata Consultancy Services, actualmente la venta por Internet se ha convertido en una forma sencilla para los usuarios al adquirir productos desde la comodidad del hogar o cualquier parte del mundo. A su vez son oportunidades de negocios para todas las empresas ya que las ventas se ven beneficiadas.

En este aspecto, la tendencia de compra online a nivel mundial vez aumenta y los diferentes sectores del comercio empiezan a sumarse a esta iniciativa. Con la llegada de la economía digital la adquisición de productos ha comenzado a transformarse y el mercado también.

Con base en esto, la compañía SAP opina que la compra de artículos aumenta en Navidad y la opción de adquirir regalos a través de la red se convierte en la mejor alternativa para los usuarios. “La creación de negocios que trabajan en línea y los beneficios que entrega la nube permiten crear oportunidades que impactan las prácticas de adquisición tradicional. Facilidad, rapidez, seguridad y flexibilidad que permiten que la era de la economía digital transforme el comercio en la temporada”.

Prueba de este ‘boom’ son las cifras reveladas por la Asociación Mexicana de Internet, que indican que este año, el número de usuarios que compró algo en línea subió en 33%.

Aspectos a tomar en cuenta

Emanuel Sánchez, ejecutivo de cuenta de SAP Hybris, indicó que “la principal apuesta del comercio electrónico para las organizaciones en la época de Navidad, tras la era de la economía digital, es la implementación de modelos de marketing predictivos que permitan conocer a profundidad a las personas para poder concretar las transacciones de compras en línea con mayor efectividad y, al mismo tiempo, ser más competitivas frente sus mercados”.

En su opinión, las compañías tienen que transformar y reinventar la manera en que conocen al cliente, ya que para satisfacer sus necesidades y saber exactamente qué es lo que pueden ofrecerle, es necesario incursionar en un mercado en el que la empresa debe saber todo acerca del comprador final.

Una tendencia o segunda revolución que se ha denominado omni–commerce y que está guiada por el uso de los dispositivos móviles y las redes sociales, herramientas tecnológicas de fácil acceso que le permiten a los usuarios tener una experiencia de compra mucho más completa.

Este comportamiento ha llevado a transformar el ‘comercio convencional’ a uno ‘online’ en la época de Navidad, pues esta revolución industrial se lleva en los bolsillos.

“Vivimos en la era de la economía digital, donde los dispositivos electrónicos y los consumidores están conectados. La hiperconectividad cambia todas las reglas establecidas alrededor de los canales comerciales, al impulsar nuevas maneras para que las personas y el comercio estén integrados. A un solo clic, miles de millones de productos están al alcance de cualquier consumidor, en especial en Navidad, una época en la que las compras electrónicas aumentan significativamente a través del desarrollo del e-commerce en el país”, añadió el experto de SAP.

Los expertos aseguran que estamos a la mitad del boom de una tendencia que cada vez verá a más participantes y aunque ahora la mayoría son cadenas de retail con varios productos, el futuro será prolifero para empresas de menor tamaño.

Cada vez más empresas pequeñas o emprendedores independientes realizan sus ventas por este medio sin tener que alquilar locales comerciales, pagar empleados o contratar seguridad. Se trata de personas y pequeñas empresas que no tienen cómo costear el diseño y ejecución de estrategias de publicidad y ventas que solo pueden pagar las grandes compañías. Estos y otros costos inherentes suelen aumentar el valor de los productos a veces hasta un 30%. El e-commerce les permite competir en precios y generar un nuevo campo de acción.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección