The IT Mag

¿Qué impacto tienen los servidores zombie en una empresa?

4 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - agosto 23, 2016    servidor zombie, Aplicaciones, Centro de Datos, consumo energético, Data Center

Victor MedinaLos servidores zombie son servidores inactivos o poco utilizados que tienen un impacto negativo en la productividad del centro de datos y en el consumo total de la energía, lo que se traduce en un impacto en el negocio y los costos de las compañías.

Este tipo de servidores se hacen presentes de muchas maneras, pero se pueden identificar fácilmente porque todos consumen energía, un valioso espacio y capacidad de enfriamiento, y aunque algunos se pueden rehabilitar, esta es la pregunta que debe hacerse un CIO para saber cómo actuar: si han estado tanto tiempo inactivos sin impacto positivo, ¿no será tiempo de desconectarlos?

“Hay equipos que no están produciendo servicios, trabajos o procesos para la empresa, pero se la pasa consumiendo energía y consumiendo espacio en los racks, produciendo calor y afectando el clima del ambiente, lo que es más interesante es que según un estudio global, se identificó que el número estaba por el 30% de los servidores instalados”, nos dijo en entrevista Víctor Medina, Gerente de Ventas Regionales para América Latina y el Caribe de Emerson Network Power.

-¿Los servidores zombie contribuyen a la estadística cuando decimos que los equipos en los Data Centers de América Latina son obsoletos?
“Las nuevas aplicaciones que llegan y utilizan recursos de hardware con más procesamiento y más memoria, nuevas máquinas con más recursos de hardware, en esto ya hay una parte de reemplazo informal. Hablar de servidores zombie es tocar un tema de organización o más bien de falta de organización; mantener el control de tu inventario TI para garantizar que hay aplicaciones ya contempladas en el Data Center y si siguen siendo útiles o no. Es una cuestión de reemplazo y renovación de servidores que es algo natural que pasa y depende de si la empresa los va a utilizar de 3 a 5 años o más.

“Ahora, desde el 2008 el porcentaje de estos servidores zombie se mantiene, no es una cuestión únicamente de reemplazar equipos, sino el control de cuáles son las aplicaciones que hay en los Data Center y cómo garantizar cuáles son las aplicaciones y cómo servir energía sólo a situaciones que están controladas, garantizando acciones que están produciendo algún valor para el negocio”.

-¿Cuánto dinero le puede costar a una compañía este fenómeno?
“Analizando términos de consumo hay una reducción de aproximadamente un 30%, no solo es algo en términos de qué hacer para el consumo energético, también es una cuestión de optimizar el ambiente donde están los servidores en el Data Center. ¿Por qué? Porque si yo no sé que tengo 30% o 20% de servidores que no me sirven para nada, entonces hay espacio que estoy ocupando y que después si tengo alguna necesidad de expandir mi Data Center con nuevas aplicaciones y nuevos proyectos que vienen, tengo que ampliar, construir una sala o expandirme a otro edificio, siendo que yo todavía tengo espacio, energía, tengo cómo manejar estas capacidades y estos recursos físicos”.

[tabdownload]

-Según Gartner, el Data Center del futuro va a hacerse más pequeño, pero mucho más eficiente, ¿coincides con esto?
“Es una tendencia y sucede por los cambios tecnológicos de la parte de TI; algunos efectos que te podría comentar es la consolidación de la inversión en Data Center o de servidores, de manera que menos recursos de IT en total van a desarrollar la misma cantidad de procesamientos para la empresa. Se vienen también cambios en los términos de hardware, por ejemplo, servidores blazer, en donde puedes tener más servidores en los racks.

“Uno de los casos más fuertes es la virtualización, puedo tener 5 servidores físicos o puedo tener un único servidor y dentro de este 5 máquinas virtuales; 5 servidores con sus aplicaciones, claro que esta cuestión de cambios y avances tecnológicos hacen que necesitemos menos espacio para acomodar estos equipos. Cuando son cuestiones de tráfico de datos o movilidad, toda la parte de virtualización y aplicaciones genera más datos en volumen pero no en la misma velocidad.

“Lo más importante es que son los más difíciles de gestionar; cuando está más pequeño la cuestión de detección de calor, consumo de energía, entonces tienes uso de herramientas y equipos de alta producción, pero detrás de ellos una infraestructura y deben garantizar que los equipos y estos servidores estén trabajando con garantías de consumo de energía disponibles y un clima con temperaturas adecuadas”.

-¿Qué recomendaciones puedes dar a los CIOs para mejorar la eficiencia energética de sus centros de datos?
“Uno de los métodos es tener componentes de hardware y servidores más eficientes; hoy día ya se encuentran procesadores que trabajan con más eficiencia y lo que pasa es que una política de TI en la empresa podría definir que solamente en el proceso de compra son elegidos estos servidores, los más eficientes. Hay componentes como fuentes de poder en los servidores que trabajan en la operación, un modelo de eficiencia con el número de su carga y esto podría estar dentro de la misma política. Lo que es interesante es que cada una de estas tendencias o prácticas que comentamos cuando las utilizamos en conjunto tienen un efecto cascada, entonces podemos decir que en el consumo de un elemento en esta cadena hasta llegar al final, podemos llegar al 70%.

“Otro elemento sería la virtualización para confinamiento de pasillo, para el aire congelado, para ayudar a mantener el control de la temperatura. Esto pensando justamente en la situación de eficiencia energética.

“Los servidores zombie pueden estar corriendo desde la parte lógica, donde yo puedo empezar a ver las aplicaciones y servicios identificados, y puedo detectar cuánto consumen en términos de CPU y memoria en ese servidor, entonces yo tengo una utilización de memoria muy baja, es una indicación de que ese servidor no está siendo utilizado, sin embargo, el área de TI siempre va a buscar otras maneras para garantizar la ejecución. Hay mucho riesgo en apagar el equipo, así que una de las cuestiones sería analizar el consumo de energía y cómo se comporta el servidor dependiendo de su potencial de aplicación”.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

p Post Relacionados