The IT Mag

¿Por qué no hay atletas con prótesis en Río 2016?

4 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - agosto 18, 2016    río de janeiro inteligente, tecnología juegos olímpicos, TI al día, deportes, Juegos Olímpicos

PicMonkey CollageEn el deporte no hay limitantes, ni para aquellos atletas que nacieron con alguna discapacidad física. La tecnología ayuda a estas personas a que puedan competir de manera normal en diferentes disciplinas, sin embargo, esto mismo despierta una polémica si son una “ventaja” por su misma naturaleza.

En los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro no hay competidores en este escenario porque Markus Rehm, campeón de salto de longitud paralímpico, no pudo demostrar en julio de este año que su prótesis en la pierna no le daba una ventaja para participar en la competencia regular.

En este escenario conviene recordar cómo funciona esta tecnología y a su más conocido exponente: Oscar Pistorius, quien a pesar de su actualidad, hace 4 años, en los Juegos de Londres 2012 fue el primer deportista participando con una prótesis en los Olímpicos.

De acuerdo con la revista de ciencia Scientific American, el impacto de la tecnología en el rendimiento sigue siendo poco clara a pesar de las investigaciones en curso. Tanto Pistorius como Rehm usan un equipo llamado Blade Runners, que fueron hechas para compartir algunas características con las extremidades biológicas de otros individuos, por ejemplo, almacenan energía, ya que soportan el peso del corredor y luego lo liberan cuando este se impulsa, la misma forma en que los músculos de la pantorrilla de una pierna y los tendones de Aquiles mueven una pierna.

Sin embargo, la publicación afirma que una diferencia importante es el pie, que en una prótesis no gira o genera su propia energía. Un corredor con extremidades biológicos puede ajustar la rigidez de músculos de las piernas y el ángulo en el que un pie golpea el suelo sobre la marcha para ajustarse a la situación y la prótesis se ajusta previamente para condiciones específicas.

Aunque esto parece una desventaja en ciertos escenarios, puede ser de ayuda porque una vez que se acelera a toda velocidad, una posible ventaja radica en la capacidad de mover las prótesis más rápido y con menos esfuerzo, porque la prótesis pesa menos que las piernas y los pies de un competidor.

¿Cómo participó Pistorius?

En 2008, el máximo organismo en la materia, la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), prohibió a Oscar Pistorius competir contra los llamados deportistas "aptos" y fue sometido a una serie de pruebas en el Laboratorio de locomoción de la Universidad Rice en un intento de ser reinstalado.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que Pistorius usa 17% menos energía que la de los velocistas de élite, con las extremidades intactas. Las pruebas también revelaron que le tomaba 21% menos tiempo mover las piernas entre cada zancada. Aunque surgieron desacuerdos sobre cómo interpretar la investigación, ya que entre la gente con piernas biológicas puede pasar el mismo fenómeno según sus propias aptitudes.

Bajo diferentes investigaciones se determinó que no había pruebas suficientes y Pistorius participó en la carrera de 400 metros y en los relevos de 400 metros en 2012.

¿Cómo funcionan las Blade Runner?

El mecanismo de estas prótesis depende de polímeros reforzados con fibra de carbono. Este equipo es una prótesis tibial , lo que significa que sustituye a las piernas y los pies que están amputadas por debajo de la rodilla; fue desarrollado por el ingeniero médico Van Phillips.

De manera especial, su material es en realidad un polímero de fibra de carbono reforzado. Éste es un material fuerte y ligero utilizado en una serie de aplicaciones que incluyen artículos deportivos como bates de béisbol, piezas de automóviles, cascos, veleros, bicicletas y otros equipos donde la rigidez y donde el balance fuerza-peso es importante.

[tabdownload]

¿Por qué no hubo otro atleta en estos Juegos?

Markus Rehm, cuya parte inferior derecha de la pierna fue dañada por una hélice de barco, es un deportista que ganó el título nacional de salto de longitud de Alemania en 2014.

Sin embargo, los funcionarios de su país le prohibieron competir en el Campeonato de Europa 2014, en Zurich, debido a la preocupación de que su Blade Runner estaba creando una ventaja injusta. En 2015, como Rehm buscó una manera de seguir compitiendo en eventos de la corriente principal, la IAAF cambió sus reglas y ahora los atletas amputados deben demostrar que una prótesis no les da una ventaja.

En un intento por competir en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Rehm se dirigió a la Universidad de Colorado en su Laboratorio de Biomecánica Aplicada y a sus colegas de la Universidad Alemana del Deporte en Colonia y el Instituto Nacional de Ciencia y Tecnología Industrial de Japón.

Los saltadores de longitud como Rehm se basan en una carrera de velocidad, seguida de una técnica de despegue eficiente para impulsarse tanto vertical como horizontalmente sobre un foso de arena. Los investigadores llegaron a la conclusión de que la naturaleza pasiva-elástica de la prótesis puede limitar la velocidad de sprint, (desventaja), pero permite una mejor técnica de despegue y salto (una ventaja). Esto hizo que el atleta no participara en Río 2016.

Como resultado cabe destacar que Rehm es ahora parte de un grupo de trabajo de la IAAF que estudia el uso de prótesis en competiciones deportivas, con la esperanza de participar en el Campeonato del Mundo en 2017.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección