The IT Mag

Data Centers: ¿Qué les depara el 2016?

5 minutos de lectura
Por Abraham Ramírez - diciembre 14, 2015    Entrevistas, Data Center,

data center

Eduardo Rocha Álvarez en entrevista para The It Mag, nos platica sobre la creciente Industria de los Data Centers en México, las oportunidades para las pequeñas y medianas empresas, así como los retos y predicciones para el 2016.

Las tecnologías de la información abarcan muchos campos y en este sentido ICREA (International Computer Room Experts Association) se enfoca en la infraestructura de los Data Centers, instalación eléctrica, seguridad de la data, las comunicaciones y finalmente el ámbito o el lugar donde estará ubicado; ICREA avala, revisa y certifica que todo el proceso esté en orden.

Esta asociación sin fines de lucro, tiene presencia en 24 países; su objetivo es la excelencia de los Data Centers a nivel global. En México ha tenido un crecimiento del 18% y esto para la asociación es muy bueno en relación a los índices de crecimiento nacionales, “este año muchos proyectos se quedaron cristalizados pero la perspectiva para 2016 es que dupliquemos nuestra presencia’’, apuntó Rocha Álvarez.

 

El futuro del Data Center

Los Data Centers van a seguir creciendo porque las necesidades humanas también lo hacen, y cada vez que se logra una nueva tecnología surgen nuevas necesidades y expectativas. Actualmente, el reto para la industria es lograr Data Centers más eficaces, más rentables; todos los proveedores de servicio de colocación, de servicio en la nube están apostando con inversiones multimillonarias. En este contexto, definitivamente el futuro augura crecimiento.

Hay organizaciones de gobierno que se habían mantenido retrasadas y relegadas por falta de un interés político; sin embargo, parece que ya existe ese interés y conciencia. Consecuentemente se ha generado una dinámica interesante, pero también es verdad que el sector gobierno quiere sus propios Data Centers, con un plan a seguir para la construcción de estos centros.

“Todos quieren ser el primero porque el que pega primero pega dos veces. Hay quienes no quieren que el otro se entere de las medidas que uno ya está tomando. Entonces puedo decir que conozco proyectos concretos pero no estoy en libertad de comentarlos, hasta que el cliente haga la primera publicación”.

Por otra parte, Eduardo Rocha tiene claro que varios centros de cómputo en los que ha participado ICREA han tenido financiamiento del Banco Mundial, pues han sido parte del proyecto Fomento del Sector de la Tecnología de la Información en México, que comenzó en 2008 con un financiamiento de US$ 80 mil  millones para la región América Latina y el Caribe.

El Ingeniero Rocha comentó al respecto que fueron proyectos muy cuidados que se destacaron por el esmero, logrando cosas muy interesantes. Y en su opinión este programa -que llega a su fin el 31 de diciembre del 2015- funcionó exitosamente aunque el apoyo fue insuficiente en relación con las crecientes necesidades que demanda la actualidad.

-Nos encontramos en una brecha de crecimiento exponencial en lo que refiere a los Data Centers en México. ¿Pero en concreto de qué proyectos hablamos y qué es lo que se espera para el año entrante?

Le hicimos la petición al ingeniero Rocha que aterrizará más en el tema para conocer las áreas o los actores que se suman a esta vertiginosa carrera tecnológica, pero por motivos de confidencialidad no pudo revelar ningún detalle, pues existe una guerra encarnizada en la industria. “Puedo decir que conozco proyectos concretos, pero no estoy en libertad de comentarlos hasta que el cliente haga la primera publicación’’.

 

La innovación como materia de exportación

A nivel Data Center, Produban, el centro de operaciones del banco Santander, opera centros de otros países con alta tecnología mexicana y esta tecnología se exporta en forma de servicios, incluyendo a Estados Unidos; este es el más claro ejemplo de que el modelo es exportable.

En los centros de datos la innovación puede ser materia de exportación, en el caso de ICREA, la asociación exporta su conocimiento a 24 países, certifica Data Centers y emite una norma a nivel global para ellos. Hablamos también de tecnología que se está exportando.

 

El emprendimiento frente a los gigantes

Hay nuevos actores que quieren entrar al juego, aunque es realmente es difícil con la fortaleza que tienen los tres grandes en México: Triara, Kio y Alestra. Ante este escenario es poco probable que un nuevo jugador pueda siquiera hacerle cosquillas a estos gigantes que representan el 80 % del mercado de colocation.

-Bajo estos términos que parecen impenetrables, ¿cuáles son las opciones que darán impulso al emprendimiento?

“A las PYMES les pertenece el 20% del mercado, pero lo que parece una desventaja es en realidad su campo de oportunidad. Dentro del mundo de los Data Centers las pequeñas empresas que dan servicio lo hacen exitosamente y de manera especializada. Competir con los grandes a nivel financiero es imposible, pero sí pueden competir en calidad de servicio“.

“La ventaja de las PYMES es que cuando una empresa se vuelve demasiado grande el servicio es menos personalizado; y las pequeñas empresas se enfocan en la alta personalización, y eso es el valor agregado de un excelente negocio”.

 

Tecnología verde

Nos encontramos en un momento crucial: el despegue y consolidación de la industria de los centros de datos que al final del día se encuentran en unas cuantas manos representadas por los grandes monopolios.

A nuevas tecnologías corresponden mayores necesidades y una de esas exigencias es la cuestión ambiental, y no sólo dentro de un país, sino en el mundo entero. Entonces, cuál es el compromiso y el impacto de las nuevas tecnologías ante el cambio climático.

Para Eduardo Rocha el avance hacia un futuro sustentable es muy lento, ICREA dentro de su estándar emite un sello verde que se da a las empresas que hacen algo en relación a reducir la huella de carbono, minimizar los desperdicios de agua y papel;  o que favorezcan el uso eficiente de la tecnología.

Hay poca respuesta ante la situación ecológica, sin embargo, hay mucha conciencia y un paradigma que se tiene que romper. La disponibilidad y la eficiencia son antagónicas entre sí; si queremos tener un centro de cómputo muy eficiente se tiene que sacrificar la redundancia y al sacrificarla nuestro centro disminuirá su disponibilidad. Es un paradigma que debe replantearse con nuevas tecnologías: Sólo así se podrá caminar hacia la cuestión verde.

                                                                                                                                                                                                     π

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección