¡Sé constante escribiendo y ten tu blog en forma!

3 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - agosto 7, 2018    Destacadas Media, Media

Ser constante en nuestro blog hará que tengamos más visitantes

Uno de los mejores métodos para presentarte ante los nuevos visitantes de tu eCommerce es tu blog. Y más si lo que escribes es contrastado con datos: además de darle profesionalismo, genera confianza.

 

El blog es un lugar en donde nuestra marca tiene una voz y podemos explayarnos con temas relacionados al rubro en que estamos. No obstante, muchas veces la constancia con la que se sube nuevo material se queda atrás y en otras ocasiones es abandonado, lo cual es reflejo de cierto descuido.

Es por eso que te damos algunas sugerencias para que nuestro blog no caiga en el olvido y su lectura sea presentable.

 

Para la constancia…

Gusto por escribir: Uno no puede llegar a tener un blog si no gusta de la creación de textos. Podrá sonar lógico, pero existen creadores de contenido que no disfrutan lo que hacen y, sin embargo, siguen escribiendo. Cosa que se ve reflejada por cómo ahondan en los artículos.

Hay que acomodar nuestros horarios y medir el tiempo en el que nos tardamos haciendo una nota, de esta forma sabremos cuántos post tendremos a la semana.

De igual manera, es importante escribir como práctica y, si es posible, hacerlo diario. La inspiración no siempre estará, pero si somos constantes es más probable que redactar se nos haga más fácil.

Planificación: Es de suma importancia no quedarse sin notas para postear, por eso debemos de adquirir un calendario. Ahí podremos agendar el día y hora en que saldrá cada publicación.

También es fundamental hacer, cada cierto tiempo, una lluvia de ideas para tener en cuenta temas que nos gustaría tocar.

Estilo: Desde el primer momento tenemos que escribir según el tipo de usuarios que visiten el blog. El tono con el que estén narradas nuestras notas deberá ser característica del producto o servicio que se ofrece. Una nota de una página de ropa deportiva y una de servicios dentífricos jamás estarán redactadas con la misma voz narrativa.

Aunque, hay que procurar usar palabras que entienda la mayoría de la gente, a no ser que tu negocio este especializado en cierto sector.

Actualizar: Según Hubspot, 70% del tráfico de nuestra web proviene de posts publicados con anterioridad. A estas entradas se les conoce como compounding posts y se considera que uno de cada diez lo es. Por lo que, es importante tener ubicados esos posts. Hacerlos más interactivos e incluso cambiar la información en caso de que haya nuevos estudios que no cuadren con los datos que usaste.

Escucha a tu audiencia: Otro asunto que es importante cubrir es el de las dudas. Nunca está de más preguntar a los lectores las dudas que tengan con lo relacionado a alguno de los textos. O ver en los comentarios que se dejan si hay ideas para futuros temas que podríamos considerar cubrir.

 

Para optimizar…

Títulos: Los internautas suelen visitar páginas con títulos más atractivos, sin importar que haya otra web con mejor contenido. Por eso, tenemos que experimentar y ver cuáles son los que más funcionan, con base a las visitas, así sabremos qué cosas evitar en el futuro.

Igualmente, estamos obligados a no engañar a los visitantes: lo que dice el encabezado tiene que ser el contenido, nada de prometer cosas que no se cumplirán.

Lectura ágil: La legibilidad del escrito no debe de ser seguida, hay que separarlo en párrafos cortos y concisos, de este modo evitaremos el relleno innecesario.

Asimismo, los puntos y las comas tienen que estar en sintonía según se requiera. No hay que olvidar que son como la respiración: cada que nos encontramos con uno, significa una pausa necesaria, ya sea por el ritmo que le queremos dar o por la regla ortográfica a respetar.

 

Finalmente, hay que recalcar que tenemos que publicar por lo menos una vez a la semana. Así como tomar en cuenta todos estos puntos, que convertirán las entradas en un campo fértil para posibles clientes.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo