Retos en el creciente panorama de E-commerce en México

3 minutos de lectura
Por Gabriela Huerta - agosto 27, 2018    eCommerce, Destacadas eCommerce

retos ecommerce en méxico

De acuerdo con la Asociación de Internet en México, el monto de las operaciones en compras electrónicas ascendió a 329.85 miles de millones de pesos al cierre de 2016, logrando un crecimiento del 28.3% en comparación con el año anterior.

El entorno se vuelve cada vez más competitivo: los consumidores están aprovechando los beneficios del e-commerce pero la oferta también crece constantemente. Los principales sitios de retail que ComScore reportó para México en mayo de 2018 son:

Top 10 retail Mexico

Recientemente Elektra lanzó su nuevo marketplace: una plataforma que permitirá que otras empresas puedan vender sus productos, integrándose con los productos que actualmente se ofrecen en la tienda online. Estratégicamente, no cualquier empresa podrá participar, sino que Elektra invitará a ciertas empresas de las categorías en las que tiene menor presencia, por ejemplo: ropa, calzado y deporte. Esta empresa pretende que su catálogo tenga más de 50,000 nuevos productos al cierre del año; y que hacia 2020, el 20% de sus ventas provenga del comercio electrónico. Tras el lanzamiento de su nuevo marketplace, esta empresa se prepara para competir directamente contra Amazon y Mercado Libre.

 

Los gigantes del E-Commerce en México tienen distintas fortalezas, por ejemplo, Amazon cuenta con una excelente calidad en servicio al cliente, inventario propio en miles de productos, garantía en los productos comercializados en su plataforma, así como envíos rápidos y seguros a través de Prime .

 

Mercado Libre ofrece un amplio catálogo de productos y opciones, protege las compras a través de su sistema Mercado Pago y además, busca impulsar al sector Fintech en México.

 

Los pagos semanales y quincenales que Elektra y Coppel ofrecen, permitirán que más personas tengan acceso a sus créditos, permitiendo que el e-commerce pueda permear en este target.

 

Ante esta gran oferta de participantes en el comercio electrónico, el panorama actual se enfrenta a los siguientes retos:

  • La optimización constante de las plataformas de comercio electrónico para ofrecer experiencias de calidad al consumidor, logrando el equilibrio entre el retargeting, el diseño, UX (user experience) y el seguimiento adecuado de su camino hacia la compra.
  • La educación al consumidor, demostrando los elementos de seguridad, inventario y logística que tiene cada tienda en línea. Entre las mejores prácticas, tenemos: educar al consumidor en punto de venta físico, a través de kioskos, mostrar en videos e infografías los procesos para que comprendan el traslado, las formas de pago y el tratamiento a sus datos personales. Esto, sin descuidar la atención en redes sociales.
  • El manejo de contracargos: se deberán mejorar las políticas y elementos para poder compensar las compras no reconocidas por consumidores y empresas.
  • Contemplar la nueva norma de Comercio Electrónico que Secretaría de Gobierno, PROFECO y CONDUSEF piensan emitir en septiembre de este año. De ser aprobada, esta norma exigiría a los comercios en línea a contar con formas de autenticación de usuarios y resguardo de tarjetas. El costo de esta certificación sería de 50,000 dólares anuales, esto podría impedir que las PyMES tuvieran acceso a la misma. Actualmente estas empresas representan el 95% del comercio electrónico.
  • Siempre recordar que el consumidor es quien tiene la última palabra: es necesario ponerse en sus zapatos, prevenir cualquier contratiempo o problema de inventario, mantenerlo informado y satisfecho para que tenga posicionada a nuestra tienda para sus próximas compras.
¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo