7 razones por las que puede fracasar tu startup

3 minutos de lectura
Por Alan García - enero 16, 2019    Negocios, Destacadas Negocios

Fail(1)Lamentablemente, montar tu propio negocio en México es difícil y prueba de ello es que menos del 25% de las nuevas empresas supera su segundo año de operaciones, con base en datos del Instituto del Fracaso.

Sin embargo, lejos de desmotivarse y rendirse, los emprendedores que realmente quieren alcanzar el éxito deben apegarse a los principios de Silicon Valley “Fail fast, fail ofthen” o en español “falla rápido, falla seguido”.

Es decir, deben adaptarse rápido a las necesidades del mercado y trabajar duro intentando no cometer ninguno de los siguientes errores:

1. El mercado no requiere tu producto o servicio

Con base en datos de la consultora CB Insights, el 42% de los emprendedores que anunciaron el cierre de sus compañías lo hicieron porque el mercado al que se habían prospectado no requería de su producto o servicio.

Es decir, su proyecto no resolvía ninguna problemática para los usuarios o lo hacía, pero sin ofrecer un valor agregado sustancial con relación a lo que anteriormente existía en el mercado.

2. Falta de liquidez

No importa nada tener el mejor producto si éste no se vende, después de todo cualquier proyecto, por pequeño que sea, tiene costos fijos, mismos que pueden ser insostenibles si la empresa en cuestión no está generando dinero como le pasa al 29% de los emprendedores.

La mayoría de las empresas comienzan sus operaciones apalancadas de créditos, préstamos personales y capital propio, de ahí que sea fundamental que éstas sean auto sostenibles lo antes posible, es decir, que no impliquen una carga económica para sus fundadores.

3. Equipo de trabajo inadecuado

No todo es dinero, el 23% de los emprendedores considera que su empresa cerró de forma prematura por la falta de capital humano, es decir, por no tener las personas adecuadas para desempeñar cada función.

Es importante que cada integrante del equipo de trabajo se complemente y sea capaz de trabajar en conjunto con los demás, especialmente cuando se trata de optimizar recursos y cada parte del flujo de trabajo depende directamente de otra parte.

4. Competidores más exitosos

19% de los emprendedores cierra su empresa porque no puede competir dentro de su mercado con otras empresas que se dedican a lo mismo, pero que lo hacen mejor por alguna razón, ya sea que tienen más liquidez, mejor relación costo beneficio, más clientes o presencia en general.

Sin embargo, es natural que existan mercados muy competidos y rivales prácticamente imposibles de vencer, algo similar a lo que le pasó a Snapchat al competir con Facebook, una empresa consolidada, con más capital humano y más recursos.

5. Bajo o nulo margen de ganancia

La relación entre cuánto te cuesta hacer algo y a cuánto debes o puedes venderlo es fundamental a la hora de emprender. De nada sirve ser el negocio con más ventas del mundo si no existe un retorno de inversión tangible o por el contrario hay perdidas.

Por eso el 18% de los emprendedores cierra sus empresas al ver que no tiene un retorno de inversión tangible, que sus costos de producción se han elevado o simplemente por no haberse planteado un plan de negocios a largo plazo desde un principio.

6. Mala experiencia del consumidor

Cuando se superan plenamente las expectativas de un cliente es casi seguro que éste volverá, de ahí que las empresas se preocupen tanto por la experiencia de cada usuario y el engagement generado por su marca.

Lamentablemente, el 17% de los emprendedores no pueden satisfacer las expectativas de sus clientes, razón por la que estos optan por otras alternativas que sí cubren sus necesidades.

7. Marketing ineficiente y falta de escucha activa

El 14% de los emprendedores considera que sus empresas fallaron por no tener una campaña de marketing atractiva e ingeniosa que atrajera a sus audiencias objetivo de forma efectiva.

También, el 14% de los emprendedores considera que no escuchar los comentarios de sus clientes fue crucial para el cierre de sus compañías, pues no pudieron retroalimentar su producto o servicio de forma efectiva y terminaron por no ser lo que sus consumidores buscaban.

No existe una fórmula del éxito, pero sí muchas para el fracaso. Acércate a las personas que saben y apóyate de la experiencia de otros emprendedores para evitar que esto te pase.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por Alan García

Soy un reportero especializado en tecnología y negocios digitales, siempre motivado por aprender un poco más. "Vivimos en una sociedad exquisitamente dependiente de las ciencias y la tecnología, en la cual, prácticamente nadie sabe nada acerca de ciencia o tecnología" Carl Sagan.

https://www.the-emag.com

prensa.fw@framework.mx

Marketing Directo