¿Qué sabemos de la propuesta de aplicar el IVA a compras en plataformas digitales?

4 minutos de lectura
Por León A. Martínez - agosto 2, 2019    Media

Amazon ecommerce

Todo indica que el plan anunciado por el diputado de Morena Alfonso Ramírez Cuéllar de presentar un proyecto de ley para establecer una regulación tributaria para las apps o plataformas como Amazon, Uber y Aribnb gravaría al consumo del comercio electrónico.

Ramírez Cuéllar, presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, ha declarado que en conjunto con otros legisladores y sin participación del gobierno federal, comenzó la redacción de un proyecto de ley para que las plataformas digitales no residentes paguen impuestos en el país.

En un boletín de la Cámara de Diputados, el legislador argumentó que, a nivel internacional, “se están analizando diversas posibilidades para gravar al comercio electrónico: un impuesto al consumo, un impuesto a la renta, un impuesto especial sobre economía digital o alguna combinación de éstos”.

Explicó que, ante estas experiencias en el mundo, la propuesta en la que están trabajando “va encaminada a que los residentes en el extranjero que prestan sus servicios en territorio nacional paguen impuestos por todos los ingresos que reciben de los consumidores mexicanos”.

 

Impuesto gravaría el consumo

 

Francia recién aprobó un impuesto de 3% sobre los ingresos para las firmas tecnológicas con sede fuera de este país, y que reporten ingresos de más de 25 millones de euros en Francia o de 750 millones de euros globalmente.

Interpretándolo como un impuesto dirigido contra las empresas con sede en Estados Unidos, Donald Trump amagó con aplicar sanciones a Francia por la aprobación del impuesto, y ordenó una investigación de la tasa.

Si bien el proyecto de Ramírez Cuéllar -que aún no está redactado formalmente, según ha declarado- contemplaba en un principio un ISR digital, pronto esto se modificó, y se dirigió a un IVA aplicado a las compras.

“Creemos que aplicar el IVA (Impuesto al Valor Agregado) a las compras en las plataformas es la mejor manera de hacerlo. Hay experiencias muy exitosas con esto en América Latina”, dijo el legislador en una entrevista dada a la agencia Reuters.

Si la propuesta es aceptada por el Congreso en el próximo periodo ordinario de sesiones -el cual arranca el 1 de septiembre-, las empresas de comercio electrónico, las plataformas de transporte compartido y las de renta de casas quedarían sujetas al IVA de 16 por ciento.

Ramírez Cuéllar sostiene que este impuesto al consumo ya se cobra a otras compras, por lo que el proyecto que redacta no generaría un nuevo impuesto ni aumentaría la tasa de ningún tributo, y que la intención es que los servicios suministrados por las plataformas digitales no residentes queden alcanzados por el IVA.

 

El IVA de 21% a servicios digitales en Argentina

 

Cuando se le ha cuestionado en medios sobre las experiencias en otros países con la aplicación de impuestos a los servicios digitales no residentes que ha tomado como referencia, en varias oportunidades el legislador Ramírez Cuéllar ha hecho mención del modelo empleado en Argentina.

El 27 de junio de 2018 comenzó a regir en Argentina el IVA sobre "los servicios digitales prestados por sujetos residentes o domiciliados en el exterior cuya utilización o explotación efectiva se lleve a cabo en el país", luego de una Reforma Tributaria (Ley 27.430) realizada por el gobierno de Mauricio Macri en 2017.

El impuesto sobre el consumo es de 21% sobre el costo final del servicio. Las plataformas digitales no son las responsables de la retención y el pago del impuesto, sino los proveedores de pagos. En caso de que no existiera uno, la regulación indica que “el consumidor deberá autodeclarar e ingresar el impuesto”.

El IVA sólo se cobra a sólo a servicios, y no a la compra de productos físicos. Este impuesto sólo toca a productos digitales -salvo ebooks- servicios o al cobro de comisiones derivados de éstos. Como ejemplo, el IVA no aplica si se compra una camiseta por un marketplace, pero sí grava el servicio de envío a domicilio.

Con esta medida, la administración de Macri tenía previsto recaudar 1,500 millones de pesos argentinos (33.5 millones de dólares) por año por el IVA sobre los servicios digitales del exterior. En los primeros 8 meses de implementación, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) ingresó a las arcas 2,114 millones de pesos argentinos (48 millones de dólares).

 

A la espera del impuesto digital del G20

 

Alfonso Ramírez Cuéllar ha sido enfático en que la propuesta busca que las tecnológicas paguen impuestos y tengan el mismo tratamiento que cualquier otra empresa, en concordancia por lo propuesto por organismos internacionales.

“La iniciativa surge por el debate a nivel internacional que plantea la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el grupo de los veinte (G20), la cual busca evitar la transferencia de utilidades a países con baja tributación y lo que buscamos es que las plataformas se adecuen al marco fiscal de cada país”, dijo el legislador en entrevista publicada por el medio Expasión.

Ramírez Cuellar también recordó que los ministros de finanzas del G20 que se reunieron el pasado junio acordaron redactar una normativa común para acabar con las lagunas legales utilizadas por los gigantes tecnológicos mundiales para reducir el pago de impuesto, y que será publicada en 2020.

Hasta entonces, dijo el legislador en entrevista radiofónica, “los organismos internacionales han acordado que los países pueden establecer regulaciones fiscales específicas de carácter transitorio hasta que no haya un acuerdo internacional para que se homologue un tratamiento para las plataformas digitales”.

Ramírez Cuéllar afirmó que ya tiene agendadas reuniones a celebrarse en los próximos días con representantes de las plataformas, con miras a integrar en el proyecto de Ley sus observaciones.

De aprobarse por el Congreso, esta iniciativa se integraría en la Ley de Ingresos del 2020.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por León A. Martínez