Microsoft México y las nuevas tecnologías aplicadas en el país

3 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - agosto 24, 2018    Destacadas Negocios, Negocios

La empresa estadounidense busca rennovar con su tecnología a México

Las soluciones tecnológicas relacionadas a la practicidad son la mejor forma en crear una mejor experiencia a los clientes. Las empresas buscan aplicar la inteligencia artificial (I.A.) y los distintos usos que se les puede dar, como el manejo de grandes cantidades de datos o respuestas automáticas que pueden ahorrar tiempo.

 

Microsoft sabe que hay oportunidades para impulsar industrias en servicios financieros, de salud y logística. Su buen manejo puede aumentar la satisfacción de los clientes, optimizar procesos de negocios y ayudar a tener información necesaria para tomar decisiones de forma más ágil.

“En Microsoft nuestra misión es empoderar a cada organización. En México reflejamos el gran compromiso de la compañía, no solo con nuestros clientes, sino con todo el país, y no solo con nuestros colaboradores, sino con la sociedad en general para generar un impacto positivo en los mexicanos”, aseguró Enrique Perezyera, nuevo director general de la compañía.

El directivo contó sobre un proyecto en alianza con el Instituto Oftalmológico Conde Valenciana: “Tenemos un proyecto de IoT, con el cual, a través de brazaletes se monitorea el estado de personas que son candidatos a una operación de cambio de córnea y con eso se optimizan los recursos de la fundación”.

Rebeca Servin, directora de asuntos jurídicos, corporativos y filántropos, habló de la privacidad, asegurando que las I.A. serán confiables sólo si se protegen los datos. “Habrá leyes que se tengan que ajustar como la de protección de datos personales, para compartir más información, pero de una manera segura y legal”. En cuanto a las leyes de propiedad intelectual comentó que: “se deberán de abrir patentes, para compartir entre los creadores”, remató.

Como clausura, Perezyera resaltó la importancia de alimentar el comercio B2B, afirmando que los startup necesitan de una inversión y una comunidad, tanto de parte de grandes empresas, como de organizaciones sin fines de lucro y dependencias del gobierno, para poder realizar una revolución tecnológica completa, todo por el bien de los clientes.

En exclusiva para The eMag, Francisco Corona, director de servicios en la nube e inteligencia artificial, comentó sobre el paraguas de la I.A. en el país: “conlleva varios oficios, como internet de las cosas, analítica avanzada, machine learning, deep learning, entre otras y los desarrollos que estamos haciendo en Microsoft México son asistentes virtuales, que atrás tienen mecanismos de inteligencia artificial para aprender, comprender el lenguaje, responder preguntas”.

Prosiguiendo con el tema dio dos ejemplos: “Hemos hecho en hospitales privados unos asistentes médicos que programan citas con solo escribirles en Facebook o a través de la página web”. Además, agregó que en temas de logística están manejando aspectos cognitivos para evitar accidentes: “si la cara del conductor muestra señales de fatiga, se lanza una alerta, con el fin de que se sepa lo que está sucediendo. Estas formas serían las que se implementan de forma relativamente rápida y se están manejando mucho en México”, finalizó.

Algunos otros usos que Microsoft le ha dado a las I.A. son en la creación de herramientas relacionadas al habla humana: la posibilidad de convertir la voz en texto (o viceversa), para fines de comprobación o acuerdo de reconocimiento del hablante. Así como la simplificación de conceptos del lenguaje, con el fin de comprender cada vez mejor a las personas y lograr una experiencia a los clientes que beneficie tanto a las empresas, como al mercado digital.

Por otro lado, el impacto social y ambiental, no se ha quedado atrás: Uno de los proyectos que se han llevado a cabo en el país es el Arrecife de Coral Minecraft, en el cual, el American Institute of Monterrey diseñó una estructura sumergible, con tecnología Biorock, capaz de ayudar a regenerar los bancos coralinos que se encontraban dañados. El aparato estimulaba, mediante corrientes eléctricas de bajo voltaje, el agua que rodeaba a los corales, con el fin de que los minerales se adhirieran y la regeneración fuera natural.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo