M-Commerce en Latinoamérica

3 minutos de lectura
Por Gabriela Huerta - septiembre 17, 2018    eCommerce, Destacadas eCommerce

mcommerce

La versatilidad de los dispositivos móviles permite formas rápidas, efectivas y prácticas de realizar transacciones electrónicas. América Latina está en crecimiento y ha comenzado a implementar el uso de biométricos, pagos contactless y aplicaciones móviles en el comercio electrónico.

En países en vías de desarrollo es más común que las personas primero adquieran un dispositivo móvil que una computadora, en comparación con países desarrollados, los cuales, primero compran una computadora y después adquieren smartphone y, en ocasiones, tablet.

 

De acuerdo con estimaciones de eMarketer, a nivel mundial, se espera que a finales de este año, el 63.5% de las ventas por comercio electrónico se realice a través de dispositivos móviles, representando 1.804 trillones de dólares. Hacia 2021 se esperan 3.556 trillones de dólares y una penetración de 72.9% para comercio electrónico móvil.


El mercado del m-commerce, se puede segmentar en:

  • NFC (Near Field Communications), tendrá un crecimiento acelerado debido al incremento en la penetración de smartphones con esta función, también se le conoce como pagos contactless. Para efectuar estas transacciones sólo basta con acercar el dispositivo a la terminal de cobro. Por ejemplo, Samsung Pay, BBVA Wallet y Citibanamex Pay.
  • Pago remoto: se refiere a las transacciones que se pueden ejecutar a través de aplicaciones y/o sitios responsivos que soporten la información necesaria para realizar operaciones de e-commerce. Se prevé que este sector dominará el mercado debido a la disponibilidad de compra y pago a nivel mundial.

Actualmente, en América Latina 6 de cada 10 personas tienen acceso a Internet, el 42% de los hogares cuentan con computadora y la penetración de telefonía móvil es de 120% (esto se debe a que hay personas que cuentan con más de un dispositivo móvil: smartphone, tablet y/o smartwatch). El m-commerce representa el 20% de las transacciones realizadas a través de comercio electrónico.


La compañía Frost & Sullivan pronostica que en menos de diez años, el 85% de esta región tendrá acceso a Internet, de los cuales, 459 millones, utilizarán Internet móvil, lo que representa 2.5 millones de dispositivos. Además, de acuerdo con su estudio, se espera que cada persona posea 3.5 dispositivos conectados a Internet.


Business Insider pronostica que para este año en Latinoamérica habrá ventas en Internet por 85 mil millones de dólares, sin embargo, las redes wifi no seguras, los posibles fraudes, los métodos limitados para pagar, el miedo que tienen los clientes a dejar sus datos personales, continuarán frenando el crecimiento potencial del comercio electrónico móvil.


Algunos de los principales retos para que el comercio electrónico en dispositivos móviles continúe en crecimiento, será la capacitación y la creación de plataformas seguras que puedan adaptarse al uso de estos dispositivos.


En otros mercados, ya están sucediendo innovaciones en el comercio móvil:

  • En Suecia, alrededor de 3,000 personas llevan microchips implantados en sus manos para poder realizar varios pagos contactless, a través de la tecnología NFC. Desde 2015, los suecos se han despreocupado por llevar sus tarjetas y boletos de transporte.
  • En China, diariamente se realizan pagos a través de dispositivos móviles, tanto en el comercio formal como informal, por ejemplo, en tiendas de conveniencia, taxis, máquinas expendedoras. Para esto, combinan distintas tecnologías como códigos QR, aplicaciones, transferencias electrónicas e Internet móvil en sus dispositivos móviles.

El comercio electrónico móvil está creciendo a pasos acelerados. Para implementarlo en nuestra marca, debemos tener consciencia de todos los aspectos técnicos, de seguridad y de experiencia de usuario. Cada categoría es distinta, es por eso que se deberá tomar en cuenta el consumer journey, la psicología del consumidor y las optimizaciones en la plataforma móvil para agilizar su uso.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por Gabriela Huerta

Marketing Directo