Llegan a México los código QR como método de pago

3 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - noviembre 7, 2018    Destacadas Negocios, Negocios

https://www.mercadopago.com.ar/como-cobrar/codigo-qr

Mercado Libre implementó, a inicios del segundo semestre del año, otra alternativa para pagos móviles en Argentina y Brasil: los códigos QR (Quick Response Code, por sus siglas en ingles). Luego de una buena recepción inicial, a finales de octubre, también decidió lanzarlos en México.

Cabe recalcar que, los códigos QR no son nuevos, sin embargo, en países asiáticos este modelo ha tenido una recepción sorprendente y un auge en los últimos años. Por lo que no es de extrañar que Mercado Pago los pusiera en práctica en Latinoamérica.

Este método se encuentra disponible para todos los negocios de México: desde pequeños puestos callejeros, pymes, hasta cadenas con cientos de sucursales. Sólo necesitas tener una cuenta en Mercado Pago o Mercado Libre e imprimir el código.

Una vez impreso, se tiene que colocar a la vista de los compradores para que lo puedan escanear desde la aplicación de ML. Las comisiones por los pagos vía QR son del 0% al recibirlos desde tarjetas de débito y saldo de Mercado Pago. Pero se cobrará el 1.99% más IVA si el método de pago es una tarjeta de crédito.

“Estamos contentos por introducir más soluciones de cobro para las empresas en México. Especialmente con esta solución de Códigos QR, buscamos que los negocios tengan cada vez más opciones que se adapten a las diferentes necesidades de los usuarios”, puntualizó Christian León, director general de Mercado Pago en México.

 

Un estilo de vida en China…

En China el 56% de la población tiene acceso a internet. Eso nos deja con 771 millones de usuarios que necesitan hacer transacciones digitales. Y si bien, las terminales para tarjetas son una alternativa, estos dispositivos necesitan una conexión a la red para poder conectarse al banco, dejando pocas posibilidades para los que no tienen un gran presupuesto.

Los gigantes de la economía china, Alibaba y Tencent, junto a los sistemas de pago Alipay y WeChat, vieron una oportunidad para explotar los códigos QR. Y la verdad es que ha dado resultado: 745 millones de personas, según cifras oficiales del gobierno Chino, hacen uso de esta forma de pago, superando a cualquier otra forma de pago en el mundo.

Cabe destacar que, la aplicación WeChat –que reúne las funciones de PayPal, Facebook, Instagram y Whatsapp– ha trascendido los pagos: a sus usuarios les ha brindado un código QR exclusivo, generando una identidad digital capaz de un sinfín de cosas.

Lo anterior, permite entablar nuevos contactos, vincular distintas cuentas bancarias o la posibilidad de dar regalos en mesas de bodas, identificar a las mascotas perdidas, registrar horas de entrada en los trabajos, rentar bicicletas u obtener promociones mediante códigos que están pegados de manera alternativa en la calle.

Incluso, Alibaba y Tencent han realizado acciones altruistas con el uso de los códigos QR: se aliaron con distintas empresas telefónicas para donar celulares a los vagabundos, con el fin de que puedan recibir donaciones mediante estos pictogramas.

 

¿Cuáles son los riesgos?

En México, como apenas se está introduciendo, no hay posibles riesgos a corto plazo. El problema viene cuando son millones de usuarios como en el gigante asiático.

En China, durante el 2017, se sufrió una gran cantidad de robos digitales y la cifra superó los 16 millones de dólares. Esta situación se originó en Guangzhou, una ciudad al sur de dicho país.

Los criminales usaban un método sencillo para hurtar, pero complicado de detectar: reemplazaban las etiquetas originales de distintas empresas –como las bicicletas que se rentan– y ponían una con el QR de sus cuentas. Dado que es complicado diferenciar las etiquetas falsas a las verdaderas, varios usuarios llegaron a caer.

 

Por ende, si el uso de los códigos QR se normaliza en México, habría que exigir a los dependientes de ponerlos, un sistema de distintos sellos para poder identificar a los auténticos, además de aumentar la cultura de prevención que hay por parte de los usuarios.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo