La inteligencia artificial llega al sector energético

3 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - agosto 28, 2018    Destacadas Negocios, Negocios

Con su app BP podrá crear una mejor experiencia para cada cliente

La inteligencia artificial (I.A.) es uno de los trending topics que más rápido ha avanzado, creando día a día una mejor experiencia para los clientes y a su vez, facilitando las cosas a los negocios.

Por lo anterior, la empresa energética BP lanzó su app para smartphones  BPme, desarrollada con capacidades de I.A. de IBM Watson, con el fin de mejorar la experiencia para los clientes del servicio.

 La aplicación tendrá varias etapas, no obstante, en la primera sólo se podrán generar facturas y ubicar alguna de las gasolineras que BP tiene en el país. Esto se hizo gracias a la demanda que hacían los usuarios mediante las redes sociales del negocio.

“BPme es la respuesta a las necesidades de nuestros consumidores mexicanos; forma parte de nuestra estrategia por tener una oferta más personalizada y brindarles mayor comodidad y practicidad”, señaló Álvaro Granada, director general de combustibles BP México.

Las capacidades de inteligencia artificial para marketing de IBM, permitirán a BP mostrar un valor diferencial, generando comunicación con sus clientes para brindarles un servicio único y conforme avancen las etapas y aumente la interacción, se personalizarán las ofertas para los usuarios.

“Con las I.A. es posible detectar las preferencias de los usuarios y saber cuáles son los canales ideales para llegar a ellos de mejor manera y entregarles todas las facilidades, generando experiencias personalizadas”, expresó Camilo Valero, líder de Saas para IBM Watson Customer Engagement en América Latina.

Cabe destacar que, es la única aplicación en México que permite la facturación de cualquiera de sus estaciones de servicio, sin importar las razones sociales diferentes. Otra importante característica, es que BPme permitirá consultar el histórico de los consumos de forma segura, gracias a la encriptación de datos.  

BPme es una muestra de la innovación tecnológica a través de la cual BP busca dar respuesta a las necesidades de sus clientes. Próximamente la aplicación permitirá hacer pagos digitales, mejorando y facilitando aún más la experiencia de sus usuarios.

 

La inteligencia artificial en IBM

Camilo es una de las personas que más contacto ha tenido con las I.A. y en una conversación las definió como tecnologías que se crearon desde hace más de 40 años y que permiten realizar ciertas tareas específicas, con el fin de mejorar el mercado.

El proceso del funcionamiento de las I.A. empieza con: “entender los datos no estructurados: más del 85% de los datos que existen son no estructurados. Ahí podemos encontrar imágenes, videos y audios”, explicó Valero. 

Luego,  la tecnología dialogará alrededor de esos datos. Esto significa que se puede encontrar información nueva o relevante. El entender diferentes tipos de datos nos dará respuestas a, por ejemplo, el comportamiento de una persona y la forma en que navega en una aplicación o una página web. 

“Gracias a ese comportamiento, la inteligencia artificial podrá interactuar de forma natural”, puntualizó el líder de Saas para IBM, para después detallar que: “aquí entrarían los famosos chatbots, son los primeros tipos de aplicación que existen para eso, pero también hay otro tipo de inteligencia artificial en las plataformas de automóviles o las financieras”.

Para Camilo, al final entrarían la toma de decisiones y su función en el marketing sería para saber el comportamiento de ciertos clientes y de esta manera ofrecerles una mejor promoción en un momento dado. Además de que, gracias a que evolucionan y aprenden por si solas, no se tiene que construir un programa de computación con cada nuevo conocimiento.

En exclusiva para The eMag, Camilo respondió sobre el poder de las inteligencias artificiales a la hora de codificar las emociones.

“Lo pueden codificar gracias a dos cosas específicas. La primera, el lenguaje: la manera en que tú hablas, como escribes y la forma en que tú construyes frases genera algoritmos de diferentes tipos de personalidad y de emoción. La segunda: la forma en que uno interactúa con productos o servicios, otras empresas, en ese sistema de emociones”, respondió.

Gracias a lo anterior, se puede personalizar la experiencia del cliente. Un ejemplo sería el tiempo meteorológico que impacta en las emociones. Hay cientos de aplicaciones que ven el clima y de acuerdo a eso ven si sacan una promoción. “Se entiende de manera genérica que las personas tienden a deprimirse si llueve, pero hay otros casos en donde es todo lo contrario. Eso nos ayuda a generar una experiencia única”, agregó Camilo.

Finalizó con una reflexión sobre el ejemplo a seguir que son los emprendedores: “Los startups son los que más implementan las inteligencias artificiales y esto es interesante ya que ellos saben que esta base tecnológica es algo que si no lo tuvieran no podrían subsistir porque los ayuda más rápidamente. Las grandes empresas tienen que pasar por ese proceso de transformación digital, sin embargo, tienden a demorarse más que otras”.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo