La experiencia del cliente como la mejor promoción: entrevista a Braulio Valenzuela.

4 minutos de lectura
Por Alejandro Nájera - octubre 25, 2018    Destacadas Negocios, Negocios

La experiencia del cliente como la mejor promoción: entrevista a Braulio Valenzuela. 

En la Ciudad de México hay más de 5 millones de vehículos con motor circulando, de acuerdo con cifras de 2017 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Además, a inicios del 2018 el Sistema de Transportes Colectivos (STC) reveló que más de cinco millones de usuarios usan el metro a diario, lo que les indicaba un exceso por un millón, de acuerdo con cifras del mismo STC.

Debido a lo anterior, no es de extrañar que haya gente buscando otro tipo de soluciones. Una de ellas es Urbvan: una startup mexicana, que se fundó en 2016. Ellos ofrecen servicios de transporte privado –en camionetas con capacidad de 20 personas– mediante una aplicación. Manejan distintas rutas, sin embargo, el destino estrella es Santa Fe, uno de los sitios con más tráfico en la ciudad.

En The-eMag tuvimos la oportunidad de platicar con Braulio Valenzuela, director de marketing en Urbvan, quien nos contó sobre el futuro que le espera a esta aplicación.

 

¿Qué oportunidades de negocio han encontrado en el país?

Hablando de Ciudad de México y Monterrey, que es en donde operamos, estamos hablando de mercados en donde las áreas de trabajo se centralizan. Aquí en la capital está Polanco, Santa Fe, Interlomas y eso provoca que en una ciudad tan grande y en donde todo está conglomerado, la gente necesite un traslado más ágil y, ante la sobrecapacidad del transporte público actual, hay mucha oportunidad de un servicio como el nuestro.

El mercado que hemos encontrado es de aquellos trabajadores que tienen que recorrer esas distancias.

 

Hoy en día cuentan con más de 40 rutas. ¿Cuáles son sus planes de expansión para otros estados?

Llevamos cinco meses en Monterrey, inclusive somos el transporte oficial de una universidad privada de la ciudad. Y sabemos que en cada ciudad del país se ven estos fenómenos de los centros de negocio, ahí encontramos la oportunidad de entrar.

Los próximos targets son Querétaro, Puebla y Guadalajara y, a largo plazo, expandirnos a las principales capitales de Latinoamérica.

La realidad es que todos merecen un mejor transporte, no hay persona que piense: “el transporte que utilizo es perfecto”.

 

¿Qué estrategia han manejado para darse a conocer cada vez más?

La mejor estrategia es el buen servicio. Los usuarios hablan entre ellos, así que si su experiencia es satisfactoria es natural que nos recomienden. Por lo tanto, el primer canal de adquisición es el de recomendación, el segundo vendrían siendo las camionetas: en la calle los choferes han visto cómo fotografían para buscar qué es Urbvan. Y esto lo complementamos con presencia en los medios digitales para ser encontrados en un instante.

 

¿A qué desafíos se han enfrentado en la Ciudad de México? (Y que no quisieran repetir en su expansión)

Durante 2017 tuvimos ciertos problemas con otros transportistas y otras situaciones de circulación, así que nuestro esfuerzo lo hemos enfocado en darnos a conocer como un medio de transporte colaborativo, no estamos para acaparar ningún mercado. No creemos en los monopolios, complementamos otros medios.

Ahorita, en la CDMX hay scooters, motos, bicicletas, taxis, metro, prácticamente de todo y por ende, no competimos con ninguno de ellos. Nosotros pensamos en las personas que se trasladan más de 8 kilómetros a centros de trabajo que pudieran parecer inaccesibles. Así que somos un complemento para la revolución de movilidad que se está dando en el país, en donde lo importante es darle opciones al usuario y él, mediante su experiencia o situación, escoge.

 

¿Cuál es la mayor dificultad de crecer para una startup?

En nuestro caso en particular, que la demanda supera a la oferta. Por lo tanto, necesitamos seguir trabajando para satisfacer esa demanda. Ahorita en la Ciudad de México tenemos alrededor de 5 mil asientos y nos faltan. A diario recibimos correos electrónicos en donde nos dicen que en tal ruta se acabaron los asientos, por parte de los conductores. U otra por parte de los usuarios en donde piden más horarios para ciertos trayectos.

Siendo una startup es difícil mantenerse al día para cumplir con la demanda, pero somos conscientes de que si no satisfacemos esa demanda los usuarios encontrarán otros medios.

 

¿Qué beneficios les ha dado el tener acceso a cientos de personas mediante smartphones?

A pesar de que somos un servicio de transporte, nuestro método requiere tecnología y sin ella, no podemos hacernos llegar a la gente. El hecho de reservar un asiento, cobrar mediante una tarjeta y la falta de transacciones monetarias en la camioneta –lo cual da muchísima seguridad– es indispensable. Sin esa tecnología sería difícil dar el servicio que queremos dar.

 

En cuanto a innovación, ¿Qué es lo que le espera a la marca?

Todo lo que pensamos implementar con nuestros sistemas o en nuestra aplicación, son formas en que el usuario sienta cada vez más sencillo hacer una reservación.

Lo principal que estamos desarrollando son paquetes de viajes. Un ejemplo sería pagar tus próximas dos semanas para estar sin ninguna preocupación. Tu asiento estaría reservado y, si se tiene un problema, puedes cancelar tu viaje de ese día.

Así que todo lo que vayamos a innovar se centra en nuestros clientes.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo