Inteligencia Artificial en los procesos de eCommerce

2 minutos de lectura
Por Miguel Pérez - julio 20, 2018    eCommerce, Destacadas eCommerce

The-eMag-IA-eCommerceEl comportamiento digital de los consumidores genera información que hoy en día es de gran valor para las empresas que tienen una estrategia de comercio electrónico. El Big Data junto con la marcada tendencia de la Inteligencia Artificial establece una poderosa herramienta para generar mejores ventas y ofrecer a los clientes una óptima experiencia.

El comercio electrónico basado en datos ofrece a los negocios la oportunidad de conocer mejor a los clientes, personalizar el customer journey (el viaje del cliente) y lograr que las compras online sean más fáciles, eficientes, atractivas y ajustadas a las necesidades personales.

Búsqueda de productos

El uso de Machine Learning y Deep Learning  permite que las soluciones tecnológicas interactúen, ya sea por voz o por reconocimiento de imágenes, de forma natural con las personas como si fuese una comunicación directa entre dos seres humanos.

De esta manera, los asistentes personales o chatbots permiten que los usuarios realicen actividades diarias como controlar electrodomésticos, enviar mensajes a través de las diferentes plataformas en línea, control de seguridad o encontrar algún destino.

Además, de acuerdo con los expertos de mercadotecnia de RTB House, a través de una búsqueda por voz o imágenes se abren nuevas vías para ofrecer una experiencia personalizada y única a los clientes en el consumo de servicios, basado en opiniones, calificaciones, precios o por los efectos en otras áreas como el medio ambiente.

Decisión de compra

Durante el viaje del  cliente, las plataformas de eCommerce cuentan con herramientas que le permiten a los negocios  saber en qué punto del proceso los clientes decidieron no continuar con una compra. Sin embargo, los datos que las empresas obtienen de esos casos son de gran utilidad.

La Inteligencia Artificial tiene la capacidad de analizar esos datos duros como el tiempo de visita, el número de clics y los artículos que se buscaron. Con la información de valor adecuada, la plataforma identifica a los clientes para colocar en pantalla banners publicitarios personalizados para recordar los productos o mostrar ofertas similares.

De esta forma, los algoritmos de aprendizaje profundo reconocen la actitud, intención y el estado general de cada usuario que visita un sitio web y,  basado en ese conocimiento, prepara recomendaciones de productos altamente segmentados. La influencia de la inteligencia artificial en el comercio electrónico, no solo podría transformar millones de transacciones online, sino también el comportamiento de los compradores.

Predicción de decisiones

Conforme un cliente genera esa lealtad a una marca o producto, las empresas tienen los datos suficientes para conocer la frecuencia de compra y con ello anticiparse a las tendencias de consumo. Además, automatizar la cadena de suministro desde el inventario y estar preparado en los centros de distribución para el envío de los artículos.

En definitiva, al combinar la inteligencia artificial con datos masivos, el futuro del comercio electrónico verá un ecosistema de compras más inteligente.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo