FedEx ya no dará servicio de entregas terrestres a Amazon

2 minutos de lectura
Por León A. Martínez - agosto 7, 2019    Media

Nota-FedEx

Amazon es el disrruptor del eCommerce en el mundo, y en su desarrollo, ha empujado a la transformación de otras industrias, entre las que se cuentan la de logística. Este miércoles, FedEx anunció que decidió no renovar el contrato de entregas terrestres en Estados Unidos con el gigante del retail digital.

Este anuncio de la empresa de logística se suma al comunicado que emitió en junio, en el que hizo pública su decisión de no continuar con el contrato de envíos aéreos exprés en Estados Unidos.

En el comunicado distribuido este miércoles por FedEx se lee lo siguiente:

“FedEx ha tomado la decisión estratégica de no renovar el contrato interno de FedEx Express en Estados Unidos con Amazon.com, Inc., ya que nos enfocamos en servir al mercado de comercio electrónico más amplio. Esta decisión no afecta ningún contrato existente entre Amazon.com y otras unidades de negocios de FedEx o los relacionados con servicios internacionales”.

Analistas consultados por Bloomberg indicaron que el contrato con Amazon representó para FedEx 1.3% de los ingresos totales de 2018.

El bajo porcentaje de los ingresos que representaba el contrato con Amazon para FedEx se debe en parte al fenómeno de que las entregas a domicilio que ha impulsado el comercio digital minorista son más costosas para las empresas de logística, lo cual reduce sus márgenes de ganancias. Para FedEx y su competidor directo UPS, el negocio más redituable está en las entregas a clientes comerciales.

Aún cuando los volúmenes de productos a entregar son masivos y se incrementan año con año, el envío sigue siendo costoso. Por cada 100 dólares en ventas, las empresas de comercio electrónico gastan alrededor de 20 dólares en logística, según un informe del Instituto Global McKinsey.

Así, la decisión de FedEx se puede entender como una forma de reducir costos, al dejar expirar el contrato con un cliente que reduce sus márgenes de ganancia; cliente que, además, es uno de sus competidores.

Y es que la relación de Amazon con las empresas de logística como FedEx y UPS es atípica, pues éstas tienen en la compañía de eCommerce a un cliente y a un competidor a la vez.

Además de que la última milla es uno de los retos actuales del comercio digital, el negocio de la entrega de paquetes en Estados Unidos es un mercado de 1.5 mil millones de dólares.

Amazon comenzó una estrategia de logística propia que lo ha llevado a ser su principal canal de envíos, entregando 47% del total de sus propios paquetes.

Y si los ingresos de FedEx por el contrato con Amazon eran de apenas un dígito, el volumen de entregas de FedEx para Amazon era de poco menos de 2 por ciento.

En la actualidad, FedEx y UPS controlan más de la mitad de los envíos en Estados Unidos, con 22% y 40% del mercado, respectivamente.

Los analistas consideran que en la medida en que Amazon incremente sus capacidades de logística, e implemente procesos de automatización para agilizarla y bajar los costos, aunado a que ya cuenta una base de minoristas gracias a su marketplace, puede ser un competidor importante en el futuro.

Luego de anticipar una guerra en el sector de la logística, la decisión de FedEx según dijo Satish Jindel, fundador de SJ Consulting Group, en entrevista para Bloomberg, FedEx podría acercarse al principal rival de Amazon en el retail digital en Estados Unidos: Walmart.

Parte del plan de FedEx, explicó Jindel, sería que Walmart haga de FedEx su operador principal -e implícitamente su aliado en la guerra por el mercado del retail digital-, al ver que la firma de logística termina relaciones con Amazon en Estados Unidos.

Mientras tanto, UPS, la principal compañía de logística en Estados Unidos, mantiene su relación con Amazon. Las facciones van tomando forma.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por León A. Martínez