Es muy fácil acercarse a los fondos de Venture Capital: Diego Serebrisky, de Dalus Capital

5 minutos de lectura
Por León A. Martínez - julio 1, 2019    eCommerce, Media, emprendedores, FinTech, inversiones, startups

entrevista-emag-Dalus-Capital

¿Qué métrica es la más importante para un fondo de Venture Capital que analiza invertir en una startup?, se le pregunta a Diego Serebrisky. “Que sean empresas de alto crecimiento; las tasas deben ser de entre 30% o 40% de crecimiento anual, aunque hay emprendimientos que crecen 100% en el mismo periodo”, fue la respuesta inmediata del Managing Partner y cofundador de Dalus Capital.

“Si puedes crecer tan rápido, eventualmente vas a llegar a tener un volumen con el que la empresa pueda ser rentable, y de seguir así, logre ser muy rentable”, agregó el inversionista en entrevista en sus oficinas ubicadas sobre la avenida Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

Serebrisky dijo que el fondo Dalus Capital hace inversiones que están en el rango que va de 1 millón de dólares a 10 millones de dólares por empresa, con una inversión promedio de entre 3 millones de dólares y 5 millones de dólares por emprendimiento.

Dalus Capital se especializa en rondas de financiamiento Series A y B. A diferencia de las inversiones de capital semilla, indicadas para emprendimientos en etapa temprana, las Series A y B son las adecuadas para las startups que han desarrollado ya un historial con una base de usuarios establecida, cifras de ingresos consistentes o algún otro indicador clave de rendimiento.

El capital levantado con una Serie A se utiliza a menudo para optimizar la base de usuarios y ofertas de productos, mientras que los fondos obtenidos de una Serie B se usan para expandir el alcance del mercado en emprendimientos con un alto grado de madurez.

Dalus Capital es un fondo de capital de crecimiento y etapa temprana especializado en inversiones en emprendimientos emergentes en sectores de alto crecimiento en México y América Latina. Fundado en 2015 por Diego Serebrisky y Rogelio de los Santos, el fondo de Venture Capital tiene oficinas en Monterrey y la Ciudad de México. En 2016, Dalus Capital emitió un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) en la BMV, instrumento con el que levantó 950 millones de pesos. A lo recabado en la bolsa, se añadió un fondo de 50 millones de dólares, capital proveniente de diversos inversionistas, para sumar un total de casi 2,000 millones de pesos.

Para las startups que están interesadas en levantar capital, el cofundador de Dalus Capital recomendó que éstas deben informarse primero sobre los intereses de los fondos, como los sectores en los que se especializan o las etapas en las que prefieren inyectar capital en los emprendimientos. Añadió que no es difícil contactar a los fondos, dado que éstos buscan conocer la mayor cantidad de compañías y contar con el mayor número de oportunidades de inversión. Pero antes, insistió, las startups deben informarse sobre qué buscan los fondos, qué tipo de inversiones hacen, y los términos en que usualmente las realizan.

“Esta información la pueden obtener de personas que están en el ecosistema de emprendedurismo, asistiendo a los eventos del sector, acercándose a quienes ya han levantado capital, las aceleradoras e incubadoras”, dijo el inversionista.

En lo que respecta a las condiciones de los contratos que los fondos de capital emprendedor realizan con las startups en las que invierten, Serebrisky afirmó que éstas deben ser la adecuadas al grado de madurez de los emprendimientos. “Los fondos en México no buscan aprovecharse de ninguna startup; los términos de los contratos son estándar”, aseguró, y añadió: ”Toca a los emprendimientos la chamba de entender qué términos son los convenientes dadas sus condiciones del momento: qué equipo tiene, qué producto ha creado, cuántos clientes tiene, cuánto está teniendo de ingresos, qué tan rápido está creciendo, factores que determinan qué valor puede tener y qué términos debe buscar en un contrato con un fondo de capital emprendedor”.

 

Inversiones en startups de comercio digital

 

“No hemos hecho muchas inversiones en el sector del comercio electrónico”, respondió el inversionista a la pregunta de cuántas empresas de comercio digital forman parte del portafolios de Dalus Capital. Explicó que, si bien este mercado ha crecido en el país, aún enfrenta la desconfianza de los consumidores por problemas tales como su desconocimiento de la operación del comercio electrónico, problemas en los pagos y los fraudes en línea, lo que reduce el atractivo para los inversionistas.

En opinión de Serebrisky, la entrada al mercado nacional de grandes firmas del comercio digital como Amazon han ayudado a su desarrollo, pero, acotó, esto no necesariamente ha beneficiado a los pequeños y medianos jugadores. Consideró que la presencia de grandes jugadores en el sector no obstaculiza la creación de nuevos emprendimientos en el comercio electrónico, pero éstos deben dirigirse a oportunidades en áreas especializadas.

Como es el caso de Wanderu, empresa que forma parte del portafolios de Dalus Capital. Wanderu es una plataforma de búsqueda de viajes en autobús y tren y agregador de tarifas. Con operaciones en Canadá, Estados Unidos y México, en años recientes inició su expansión al mercado europeo.

 

Tendencias de inversión entre los fondos Venture Capital

 

Sobre las tendencias de inversión, el Managing Partner de Dalus Capital dijo que en la actualidad los emprendimientos fintech tienen capturada la atención de los fondos de Venture Capital, mercado que representa muchas oportunidades debido, principalmente, a la baja penetración de los servicios financieros que aún persiste en México.

Serebrisky recurre al caso de éxito de Clip, fintech de pagos móviles que formó parte del portafolios de Dalus Capital. “No es que el producto que ofrece Clip no existiera, sino que el que existía para un universo grande de clientes -conformado por pymes- era malo”, señaló. En mayo pasado, se anunció que Clip levantó 100 millones de dólares en una ronda de recaudación en la que participó el banco japonés SoftBank.

El otro sector con mayor atractivo en la actualidad para los inversionistas dijo Serebrisky, es el de las startups que ofrecen soluciones de software SaaS (software-as-a-service) dirigidas a la gestión y administración de las empresas.

 

Panorama de las inversiones en México en 2019

 

Consultado sobre los números reportados por la Asociación Mexicana De Capital Privado (Amexcap) en su estudio Overview of the Venture Capital Industry in Mexico, publicado en septiembre de 2018, y que indican que desde 2016, año en que se reportó el mayor número de operaciones y del monto total de las inversiones, el mercado ha decrecido, Serebrisky dijo no estar seguro de que estas estadísticas reflejen la realidad.

El sector, dijo, ha crecido todos los años, pero esto no se ve reflejado en el estudio del organismo que agrupa a los fondos de capital privado, debido a que muchas de las inversiones no se hacen públicas, o los fondos y las empresas reportan sólo que levantaron capital, sin dar información de los montos de las transacciones. A diferencia de mercados como el de Estados Unidos, la práctica de hacer públicas las operaciones aún no está muy difundida entre las empresas mexicanas, apuntó Serebrisky.

Si bien consideró que en lo que va de 2019 no se han dado grandes inversiones en el país, debido entre otras cosas a la incertidumbre que existe entre los inversionistas con el cambio de gobierno, se dice convencido que el mercado seguirá creciendo, alimentado por los fondos extranjeros y por casos puntuales como el del banco japonés Softbank, que en marzo pasado anunció el lanzamiento de un fondo de 5,000 millones de dólares para invertir en compañías de tecnología en América Latina.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por León A. Martínez