Desmitificar la transformación de la fuerza de trabajo con robótica

2 minutos de lectura
Por Alan García - marzo 13, 2018    Destacadas Negocios, Negocios

Cada vez más, robots y asistentes de inteligencia artificial (IA) se integran al ambiente laboral y no tardara mucho para que la transformación de la fuerza de trabajo alcance a todas las empresas e industrias, como lo hacen otras tecnologías digitales. Sin embargo, aún existe a la creencia de que este tipo de soluciones terminarán inevitablemente por remplazar a los humanos.Maquina Hombre, Inteligencia Artificial

"Tenemos que demostrar que los robots mejorarán el trabajo humano", considera Julie Shah, profesora del Departamento de Astronáutica y líder del Grupo de Robótica Interactiva del Laboratorio de Ciencias de la Computación e Inteligencia Artificial del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

La tecnóloga está enfocada en probar que la suma entre humanos y maquinas da siempre el mejor resultado, comparado con que cada uno trabaje por separado. En consecuencia, la experta no cree que la automatización desplace a los trabajadores, sino que los complementará para hacerlos más eficientes.

Para esto, el primer mito que hay que romper es aquel que dice que los sistemas de inteligencia artificial terminarán por sustituir el trabajo humano.

"La gente suele creer que la IA es una capacidad general y poderosa que busca su camino a través de todos estos trabajos, pero la que ahora tenemos no funciona así. Cada sistema debe estar diseñado para realizar una tarea muy concreta. Se necesita mucha ingeniería y aunque las máquinas son capaces de abordar cada vez más tareas, no tenemos esa "inteligencia artificial general" que encargaría de grandes partes del trabajo humano”, explica Julie Shah.

Por otro lado, la profesora destaca que el nivel de automatización de cada sector e industria depende directamente del potencial de digitalización. Por ejemplo, en maquilas donde evidentemente toman el control de labores repetitivas para los humanos, por el contrario en tareas más humanas como litigar. Otro de los ejemplos tocados por la especialista es el sector salud, en que destaca que hay, y habrá, poca participación por parte de la industria sobre el rol de las personas.

"Creo que algo que a veces falta en la discusión es que la inteligencia artificial no es una tecnología que esté fuera de nuestro control. Nosotros diseñamos las soluciones, y nuestra forma de enfocar el problema es lo que cambiará los resultados”, aseguró.

Finalmente, podemos destacar que Julie Shah fue considerada en 2014 una de las 35 principales innovadoras menores a 35 años a nivel global por el MIT, todas gracias su proyecto sobre el trabajo en equipo humano-robot en los sectores críticos de las empresas.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección

Marketing Directo