China prepara su propia red de comunicaciones cuánticas

2 minutos de lectura
Por Alan García - octubre 10, 2017    Negocios, Destacadas Negocios
Anteriormente hemos hablado de la criptografía cuántica, uno de los avances más prometedores que acompañan al cómputo cuántico, ya que esto implica una nueva era en la seguridad de las comunicaciones para usuarios, gobiernos y organizaciones. Ahora, China quiere crear su propia red de comunicaciones cuánticas súper segura.
comunicaciones cuánticas
A diferencia de una red tradicional que está codificada en unos y ceros, la red cuántica en la que los chinos trabajan desde hace 10 años transmite datos usando propiedades subatómicas de fotones de luz, mismos que son transmitidos a un satélite llamado Micius, bautizado así en honor al padre del moismo, Mozi.
 
Así, este satélite, lanzado el 16 de agosto de 2016, es capaz de conectar cualquier punto entre Pekín y Shanghai (aproximadamente 2,000 kilómetros), para el intercambio de protocolos de seguridad a través de redes cuánticas de fibra óptica altamente especializadas.
 
Cabe destacar que dicha información, aún puede ser descifrada e interceptada, pues su estado no es de cifrado cuántico, el cual es imposible de manejar por parte de la tecnología actual.
 
La mejora surge en el canal a través del cual se transmiten los datos, ya que las propiedades cuánticas inmutables del sistema permitirían notificar en caso de alguna intromisión, ya que ésta rompería el estado cuántico al interactuar con él.
 
De momento, los chinos han sido capaces de realizar la primera videoconferencia cuántica del mundo, misma que se llevó a cabo entre el presidente Chunli Bai de la Academia China de Ciencias de Beijing y Anton Zeilinger, presidente de la Academia de Ciencias de Austria, con base en información publicada por la revista Science.
 
Micius, cuyo nombre oficial es QUESS (Quantum Experiments at Space Scale) es un hito tecnológico cuyo desarrollo tomó más de 10 años y orbita a una altitud de 500 kilómetros. Si bien no representa la primer red de comunicaciones cuánticas del mundo, pues ya existían ejemplos en Estados Unidos y Europa, si representa la primera red capaz de llevar un mensaje a grandes distancias.