AliExpress lleva su “new retail” a España con apertura de tienda física

3 minutos de lectura
Por León A. Martínez - agosto 26, 2019    Media

aliexpress plaza

AliExpress, el marketplace de Grupo Alibaba, abrió este domingo su primera tienda física en Europa como parte de su estrategia de convergencia del comercio minorista en línea y fuera de línea, que han llamado “new retail”.

AliExpress Plaza es el nombre de la tienda. Se ubica en el centro comercial Xanadú, en Madrid, España, y tiene una superficie de 740 metros. En la tienda predominan productos tecnológicos como drones, monopatines eléctricos, tablets y smartphones.

_eShow Business Club_

Los más de 1,000 productos de 60 marcas distintas que componen su oferta fueron elegidos con base en los datos de compra recogidos en el marketplace de AliExpress para España. Sólo 1 de cada 3 marcas son de origen chino; el resto son marcas provenientes del resto del mundo, entre las que están Apple y Samsung.

Los artículos en la tienda física están sujetos a los mismo descuentos y ofertas que los ofrecidos en el marketplace, siempre que las compras en este piso de ventas se hagan por la mobile app de AliExpress.

Esta condición se debe a que, con la apertura de este punto de venta físico en Europa, Alibaba probará modelos y tecnologías de venta que ya están en operación en China, y que conforman su estrategia de omnicanalidad, a la que han designado como “new retail”, término acuñado por Jack Ma, cofundador del gigante tecnológico chino.

"Centro de experiencia más un centro de consumo más un centro logístico", es como explicó la operación de las tiendas físicas en el modelo del “new retail” el CEO de Freshippo, Hou Yi, a Forbes, en un artículo de 2018. Freshippo es la cadena de supermercados de Alibaba, que en la actualidad cuenta con 120 tiendas en China, en la que el comercio minorista on line y off line son un solo ecosistema. Su oferta más importante es de alimentos perecederos.

El presidente de Alibaba, Michael Evans, explicó en el artículo ya citado de Forbes que en los supermercados del gigante chino confluyen la “propuesta de valor para el consumidor” y la “propuesta de valor para el comerciante”.

“Desde el punto de vista del consumidor, es más fácil comprar y la tienda se adapta a las necesidades individuales del comprador. Desde la perspectiva del operador, cuando todo está conectado y los datos son visibles y abundantes, se maximiza la eficiencia y la productividad”, explicó Evans.

La experiencia de los clientes en las tiendas de Freshippo está dirigida por el smartphone. Por medio de las apps de Alibaba, los usuarios pueden tener experiencias de realidad aumentada o adquirir información completa sobre los productos que se despliega en su dispositivo móvil al escanear el código presente en la etiqueta de cada uno, consiguiendo no sólo el precio, procedencia y otros detalles, sino también -y como sucede en el marketplace- reseñas de otros compradores y calificaciones.

Los productos se pueden comprar en la tienda de la forma tradicional, por el servicio pickup o haciendo el pedido para que sea enviado al domicilio en menos de 30 minutos, si se encuentra en un radio no mayor de 3 kilómetros de la tienda, y pagar todo de forma electrónica.

La oferta de productos importados es otro aspecto que destacar de estas tiendas. Los consumidores chinos pueden acceder a productos importados, principalmente alimentos, que presentan dificultades importantes para ser comercializados en línea.

Las tiendas físicas de Alibaba buscan atraer tanto a los compradores en línea deseosos de sumergirse en la experiencia que proveen estos puntos de venta, como a los consumidores que no prefieren el comercio electrónico, sector éste último aún mayoritario en China y en el mundo.

Lanzadas en 2015, en los primeros dos años de operaciones de la Freshippo cada cliente realizó 4.5 compras al mes en promedio y 50 veces al año. Entre los usuarios que abren la aplicación Freshippo, la tasa de conversión para realizar una compra es de alta 35 por ciento.

 

España, el cuarto mayor mercado para Alibaba

La tienda AliExpress Plaza en Madrid hace las veces de centro logístico, piso de ventas y centro de experiencia para los consumidores, la omnicanalidad como la entiende Alibaba. Y los datos de toda interacción en este punto será registrado con el objetivo de conocer mejor al consumidor español, y afinar las estrategias de venta dirigidas a este mercado.

La razón para escoger a Madrid para introducir el modelo “new retail” a Europa es porque España es el cuarto mercado de la compañía por volumen de facturación, después de China, Estados Unidos y Rusia.

Según declaraciones hechas por directivos de Alibaba a diversos medios españoles, la operación de la tienda estará enfocada de inicio en conocer mejor al mercado español, y eventualmente incorporarán algunos de los elementos de los supermercados con que cuenta en China.

En México, Alibaba lanzó AliExpress en 2015. Este mes, la Coordinadora de Fomento al Comercio Exterior (Cofoce) firmó un acuerdo de colaboración con Alibaba Business School, para entrenar durante 100 horas a 300 empresas que quieran entrar al mercado chino.

Por este acuerdo, Alibaba dará capacitación en comercio electrónico a Mipymes mexicanas, y será también la plataforma a través de la cual comercializarán sus productos en China. Es probable que las exportaciones de alimentarios mexicanos se integren la oferta de las tiendas de Freshippo en China.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por León A. Martínez