Samsung revela por qué explotan sus equipos.

2 minutos de lectura
Por Alan García - enero 23, 2017   

A raíz de una falla en la batería y el sistema de carga, algunos smartphones Samsung presentaron averías que provocaron la explosión o incendio espontáneo de su dispositivo. En consecuencia, principios de octubre del 2016, Samsung anunció la suspensión temporal de la producción de su modelo Samsung Galaxy Note 7.

 

La avería representó un desprestigio y millones en pérdidas para la compañía que, además de frenar la producción y venta del equipo, tuvo que pagar cuantiosas multas en distintas regiones del mundo y recuperar los equipos ya vendidos, ya que la avería representaba un peligro para los usuarios en cuestión.

 

Recientemente, Samsung, dio a conocer mediante una conferencia de prensa transmitida en vivo a nivel mundial que el motivo de la explosión espontánea de sus dispositivos es un defecto en el diseño de la batería que, literalmente, provoca un cortocircuito en el dispositivo.

 

A raíz de la primer avería, misma que provocaba explosiones en los dispositivos, la compañía decidió cambiar la batería fabricada por su subsidiaria Samsung SDI; aunque la marca no había confirmado la avería, estudios externos(posteriormente ratificados por Samsung) señalaban que un pequeño doblez en el electrodo negativo provocaba un cortocircuito que hacía a los equipos explotar.

 

Posteriormente con el cambio de modelo y fabricante, ahora en manos de Amperex Technology, el problema se repitió, pero de forma menos dramática; rebabas de la batería provocaron un cortocircuito que lo calentaba y provocaba incendios en casos extremos.

 

El análisis de la compañía a sus propios dispositivos y las conclusiones son consecuencia del análisis de 700 investigadores e ingenieros a más de 200,000 dispositivos y 30,000 baterías, apoyados de 3 consultoras externas con sus propios equipos de trabajo y pruebas (UL, Exponent y TUV Rheinland).

 

Según datos de la compañía la tasa de devolución actual se ubica en el 97% y todo el incidente podría significar una pérdida operativa de hasta 5.3 mil millones de dólares para la producción, es decir, Samsung asegura que solo el 1% de las 3 millones de unidades vendidas eran defectuosas y aún menos estaba en posibilidades de explotar o tener algún incidente mayor.

 

El reto de baterías con mayor capacidad en dispositivos cada vez más pequeños es un riesgo en caso de no tomar las precauciones adecuadas en su diseño y fabricación, en consecuencia, Samsung anunció su programa de verificación de 8 pasos enfocado a prevenir este tipo de incidentes.

¿Tienes un proyecto? ¡Visita nuestra sección
 

Escrito por Alan García

Soy un reportero especializado en tecnología y negocios digitales, siempre motivado por aprender un poco más. "Vivimos en una sociedad exquisitamente dependiente de las ciencias y la tecnología, en la cual, prácticamente nadie sabe nada acerca de ciencia o tecnología" Carl Sagan.

https://www.the-emag.com

prensa.fw@framework.mx